Banner principal (agosto 2012)

(Con audio) Iñaki Prusilla recuerda que el PP tiene “mucho que callar” porque adjudicó el contrato de limpieza y no ejerció ningún control sobre la empresa durante toda la pasada legislatura

Declaraciones de Iñaki Prusilla

El concejal de Medio Ambiente exige a los Grupos Municipales “una actitud responsable” frente “críticas vacías y actitudes partidistas”

El concejal de Medio Ambiente, Iñaki Prusilla, ha recordado al Grupo municipal del Partido Popular que fue el Gabinete Maroto el que adjudicó el contrato de la limpieza a la UTE formada por FCC y GMSM poco antes de finalizar la anterior legislatura con el voto en contra de todos los demás grupos en la Mesa de Contratación. El edil también ha solicitado a la portavoz del PP, que fue la responsable de esta adjudicación, que tenga «altura de miras» y «arrime el hombro» para solucionar esta situación que, en caso de que la convocatoria de huelga siga adelante, será catastrófica para la ciudadanía. «El Partido Popular y su actual portavoz tienen mucho que callar sobre la empresa de limpieza puesto que en la anterior legislatura no ejercieron ningún control sobre ella y pagaron importantes cantidades por servicio que no se prestaron en la ciudad. Eso no lo va a hacer este gobierno», ha asegurado.

 

«Se está trabajando para que la empresa y los trabajadores lleguen a un acuerdo negociado que permita encontrar una salida», ha explicado el concejal de Medio Ambiente. «El Ayuntamiento en ningún caso ha generado esta situación», ha recordado Iñaki Prusilla. «Y lo único que plantea el PP son obstáculos y críticas vacías al gobierno con el objetivo de sacar rédito político de la situación. Es una actitud totalmente irresponsable. No piensan en Vitoria-Gasteiz, sólo en ellos mismos. En el PP, que tiene la esperanza de que cuanto peor le vaya a la ciudad mejor será para ellos». El concejal de Medio Ambiente ha explicado que «lo prioritario es evitar una situación de huelga porque la ciudadanía no lo merece. Son vergonzosas las actitudes partidistas con un asunto tan delicado. Sobre todo en el caso del PP, que durante la pasada legislatura no ejerció ningún control a la contrata. En aquel momento, las tensiones entre la empresa y los trabajadores se dispararon de forma importante».

 

El Gabinete Urtaran también ha insistido en que el Ayuntamiento ha realizado un «muy estricto control» a la contrata. «Continuaremos siendo muy exigentes con el cumplimiento del pliego de condiciones que rige el contrato de limpieza, tal y como hemos hecho durante toda la legislatura. De hecho, hemos abierto siete expedientes por diversos incumplimientos, hemos iniciado un octavo procedimiento sancionador y hemos calculado en un millón de euros los servicios no prestados por parte de la UTE. En la legislatura anterior, el control fue nulo. El Ayuntamiento abonaba una importante cantidad mensual tanto si se prestaban los servicios pactados como si no se prestaban».

Share