Banner principal (agosto 2012)

El Gabinete Urtaran toma medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria

El Gobierno Municipal ha aprobado un decreto de retención de crédito en diferentes partidas presupuestarias por un valor global de cuatro millones de euros como medida de precaución para garantizar la estabilidad presupuestaria a fin de año. Con esta herramienta habitual de control de gasto, se siguen recomendaciones como las realizadas por el Interventor General para evitar que se desequilibre la relación de ingresos y pagos municipales.

La retención de crédito afecta a los capítulos 2, 3 y 4 del Presupuesto, es decir, los de gasto corriente, gastos financieros y transferencias corrientes. Más de la cuarta parte de la cantidad retenida, concretamente 1.125.000 euros, se corresponde con la aportación que el Ayuntamiento realiza a TUVISA. Esto no supondrá un perjuicio económico para la sociedad municipal de transporte público teniendo en cuenta que, tras asumir directamente la gestión del parking de Santa Bárbara, a partir de ahora obtiene ingresos por esta cuestión mientras que el Ayuntamiento ha dejado de percibir el canon por la concesión del aparcamiento.

El resto de la retención de crédito se corresponde con partidas presupuestarias vinculadas, con lo que si un departamento necesitara hacer uso de presupuesto retenido, podría utilizar un saldo excedentario de la partida complementaria.

Entre los motivos que hacen necesaria la retención de crédito destaca fundamentalmente el incremento de gastos de personal derivado de un mayor número de sustituciones y de la próxima puesta en marcha del Centro Cívico de Zabalgana.

“A fin de cuentas, aplicando esta medida de control en la gestión lo que queremos es evitar un agujero económico como el que nuestro Gobierno se encontró a comienzos de legislatura, cuando tuvimos que poner en marcha un plan económico para hacer frente a un gasto de 68 millones de euros no previsto por el anterior ejecutivo. Abogamos por la responsabilidad en la gestión, por la transparencia que no se ha tenido en otras legislaturas y por llevar a cabo una actuación preventiva para evitar tener que tomar medidas más graves o que el ejercicio económico pueda cerrarse con un agujero en las cuentas. Vamos a aplicar el rigor económico para evitar situaciones de deuda y déficit, pero desde la sensibilidad social para que la calidad de vida de la ciudadanía no se vea afectada”, ha señalado la concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo.

Gonzalo ha subrayado que la retención de crédito en el Presupuesto municipal no se corresponde con desajustes en el concepto de ingresos, donde se están cumpliendo las previsiones marcadas.

Share