Banner principal (agosto 2012)

(Actualizada con audio) El Interventor General subraya que el Ayuntamiento cumplió con el equilibrio de estabilidad presupuestaria en 2019

Audio Iñaki Gurtubai

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz abordará en comisión de Hacienda este miércoles el informe anual del Interventor General sobre estabilidad presupuestaria en 2019, un documento que en sus conclusiones subraya que la gestión económica del Gobierno municipal el año pasado se saldó con equilibrio de estabilidad presupuestaria. Igualmente, se han cumplido parámetros como el límite de deuda y el periodo medio de pago a proveedores.

Para el cálculo de la estabilidad presupuestaria el Interventor tiene en cuenta la suma de todos los ingresos no financieros del Ayuntamiento, que en 2019 se saldó con 385,3 millones de euros y la compara con el total de gastos no financieros en el mismo periodo, por valor de 372,1 millones de euros. Tras comparar estas cifras y aplicar los ajustes que determina la Intervención General del Estado, se obtiene estabilidad con un saldo a favor del Ayuntamiento de 10,4 millones de euros, o lo que es lo mismo, un 2,83% de capacidad de financiación mediante ingresos no financieros.

Junto a este dato favorable, cabe reseñar el cumplimiento del límite de deuda viva, situándose en 2019 en los 78,9 millones de euros. Cabe recordar que a comienzos de la legislatura pasada se superaban los 100 millones de euros de deuda. El informe de estabilidad presupuestaria destaca también que el periodo medio de pago a proveedores se situó el año pasado en 23,45 días, sensiblemente por debajo de los 30 días exigidos por la normativa.

Por último, el Interventor General informa de que en 2019 se superó el límite de regla de gasto. “Si el ahorro neto ofrece un valor positivo, si hemos cumplido con la estabilidad presupuestaria y hemos registrado más ingresos que gastos, el hecho de que superemos la regla de gasto solo demuestra que el año pasado fue especialmente inversor, con obras como el Bus Eléctrico Inteligente, la ampliación del tranvía al sur, la reforma del entorno del Memorial de Víctimas del Terrorismo, la reforma de la calle Médico Tornay y tantos otros proyectos de ciudad”, ha explicado el teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Iñaki Gurtubai.

Gurtubai ha pedido responsabilidad a los grupos de la oposición a la hora de valorar las conclusiones del informe de estabilidad presupuestaria. “Quien dejó un agujero económico de 68 millones de euros en las arcas municipales y además sacó más de 50 millones de euros de la sociedad Ensanche 21 para alimentar gasto corriente no puede ahora querer dar lecciones de rigor económico”, ha concluido el teniente de alcalde.

 

Share

El Gabinete Urtaran logró estabilidad presupuestaria en 2017, reduciendo la deuda municipal y aumentando el nivel de ahorro

  • Mejora también el plazo medio de pago a proveedores
  • “Al referirse a la regla de gasto, lo único que hace el PP es reconocer el agujero económico que dejó su gobierno”, señala la concejala de Hacienda

El informe que anualmente emite el Interventor General evaluando la estabilidad presupuestaria señala que el Ayuntamiento logró en la liquidación del Presupuesto 2017 el mejor resultado en lo que llevamos de legislatura. Concretamente, los ingresos económicos entre los capítulos 1 y 7 del presupuesto superaron en un 6,84% a los gastos, porcentaje que casi duplica el 3,87% de 2016. Igualmente, se redujo significativamente la deuda del Ayuntamiento y las sociedades municipales, pasando de los 123,2 millones de euros a comienzos de legislatura a los actuales 118 millones (pese al crédito que, por ejemplo, hubo que solicitar en TUVISA para asumir la compra de nuevos autobuses o los 20 millones de euros que tuvo que solicitar Ensanche 21 para afrontar la situación en que quedó al final de la pasada legislatura). Si tenemos en cuenta solo al Ayuntamiento, esta reducción de deuda consolidada ha sido de casi 7,5 millones de euros en desde 2015, marcándose unas perspectivas favorables también para 2018.

La concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo, ha recordado el plan económico que el Gabinete Urtaran tuvo que poner en marcha para afrontar el agujero económico de 68 millones de euros dejado por el anterior gobierno y cómo condicionó la capacidad económica al inicio de legislatura. “Pese a ello, hoy en día cumplimos los principales indicadores, no estamos gastando por encima de lo que ingresamos y hemos conseguido una significativa reducción de la deuda. Decir que sigue disparada no se corresponde en absoluto con la evolución de la gestión económica que este Gobierno ha llevado a cabo en estos tres años”, remarca Gonzalo.

El informe del Interventor General constata que el Ayuntamiento registró superávit en el ejercicio económico del año pasado. En este sentido, destaca la evolución positiva del remanente líquido de tesorería, que fue de 969.773 euros en 2017, cuatro veces superior a los 201.987 euros del año 2016. Cabe señalar también que se registró un ahorro neto del 14,9 millones de euros.

Otro aspecto positivo reseñado en el informe de estabilidad es el relativo al plazo medio de pago a proveedores, que se situó el año pasado en 37,67 días (de los que 30 se establecen como periodo de aceptación de factura). Se mejora en más de un día el dato de 2016 (38,97 días).

La concejala de Hacienda se ha referido por último a la regla de gasto, otro de los indicadores que evalúa el Interventor General en su informe y que en 2017 no se cumplió por una diferencia de 12,6 millones de euros, tres veces menos que a comienzos de legislatura. “Hay que tener en cuenta que si lo que se comparara fuera el gasto real, en 2017 habríamos cumplido la regla de gasto. Cuando el PP se empeña en utilizar este indicador para valorar la gestión económica de este Gobierno, lo único que hace es reconocer el agujero que dejó en las arcas municipales y cómo tuvimos que hacer frente a esa situación. Les ha costado tres años reconocer esta realidad”, ha concluido Itziar Gonzalo.

Share

El Gabinete Urtaran toma medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria

El Gobierno Municipal ha aprobado un decreto de retención de crédito en diferentes partidas presupuestarias por un valor global de cuatro millones de euros como medida de precaución para garantizar la estabilidad presupuestaria a fin de año. Con esta herramienta habitual de control de gasto, se siguen recomendaciones como las realizadas por el Interventor General para evitar que se desequilibre la relación de ingresos y pagos municipales.

La retención de crédito afecta a los capítulos 2, 3 y 4 del Presupuesto, es decir, los de gasto corriente, gastos financieros y transferencias corrientes. Más de la cuarta parte de la cantidad retenida, concretamente 1.125.000 euros, se corresponde con la aportación que el Ayuntamiento realiza a TUVISA. Esto no supondrá un perjuicio económico para la sociedad municipal de transporte público teniendo en cuenta que, tras asumir directamente la gestión del parking de Santa Bárbara, a partir de ahora obtiene ingresos por esta cuestión mientras que el Ayuntamiento ha dejado de percibir el canon por la concesión del aparcamiento.

El resto de la retención de crédito se corresponde con partidas presupuestarias vinculadas, con lo que si un departamento necesitara hacer uso de presupuesto retenido, podría utilizar un saldo excedentario de la partida complementaria.

Entre los motivos que hacen necesaria la retención de crédito destaca fundamentalmente el incremento de gastos de personal derivado de un mayor número de sustituciones y de la próxima puesta en marcha del Centro Cívico de Zabalgana.

“A fin de cuentas, aplicando esta medida de control en la gestión lo que queremos es evitar un agujero económico como el que nuestro Gobierno se encontró a comienzos de legislatura, cuando tuvimos que poner en marcha un plan económico para hacer frente a un gasto de 68 millones de euros no previsto por el anterior ejecutivo. Abogamos por la responsabilidad en la gestión, por la transparencia que no se ha tenido en otras legislaturas y por llevar a cabo una actuación preventiva para evitar tener que tomar medidas más graves o que el ejercicio económico pueda cerrarse con un agujero en las cuentas. Vamos a aplicar el rigor económico para evitar situaciones de deuda y déficit, pero desde la sensibilidad social para que la calidad de vida de la ciudadanía no se vea afectada”, ha señalado la concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo.

Gonzalo ha subrayado que la retención de crédito en el Presupuesto municipal no se corresponde con desajustes en el concepto de ingresos, donde se están cumpliendo las previsiones marcadas.

Share

El Ayuntamiento logró estabilidad presupuestaria en 2016

El informe que anualmente emite el Interventor General sobre evaluación de los principios de estabilidad presupuestaria señala que el Ayuntamiento logró en la liquidación del Presupuesto 2016 ajustarse a la estabilidad con un resultado positivo muy superior al de 2015. Concretamente, los ingresos económicos comprendidos entre los capítulos presupuestarios 1 y 7 superaron en un 3,87% a los gastos. En 2015 este porcentaje fue del 0,4%.

Otro aspecto positivo señalado en el informe del Interventor es el relativo al cumplimiento del plazo medio de pago a proveedores. Se establece que este plazo ha de situarse por debajo de los 60 días (30 para la aceptación de la factura y otros 30 para la materialización del pago). En el caso del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, este plazo se situó el año pasado en 38,9 días, una cifra que, en palabras del alcalde, Gorka Urtaran, evidencia la seriedad con que se trabaja con las empresas proveedoras.

También señala el Interventor que en 2016 se cumplió el límite de endeudamiento. En el caso de la regla de gasto, otra magnitud que trata de controlar presupuestos expansivos estableciendo que no se supere un porcentaje de gasto respecto al año anterior, el Ayuntamiento rebasó en 22,8 millones de euros el límite fijado. Esta cifra mejora sensiblemente el resultado de 2015, cifrado en 47 millones de euros.

“Todo indica que el año 2016 ha sido bueno en lo económico, que vamos recuperando músculo aunque con dificultades, y que todos los indicadores señalan que estamos en la buena senda. Sin ser boyante, la actual situación es mejor que la de años anteriores. Hay que recordar que la legislatura comenzó con una coyuntura muy complicada, que recibimos un agujero económico al que hubo que hacer frente con un plan que seguimos desarrollando”, ha señalado Urtaran.

Otras cifras de 2016 que ponen de manifiesto esta evolución económica favorable son el ahorro neto (con un saldo positivo de 4,9 millones de euros), el resultado positivo de la liquidación del Presupuesto (con un superávit de 201.987 euros), la disminución de la deuda en 3,7 millones de euros y la reducción en 26,2 millones de euros del agujero económico de 68 millones detectado a comienzos de la legislatura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share

El déficit en las cuentas municipales de Vitoria se ha reducido desde el 13,46% en 2010 al 0,86% en 2012, según un informe del interventor general

  • Manu Uriarte: “conseguir la estabilidad presupuestaria es la mejor garantía de poder seguir prestando los servicios municipales”

A falta de algo más de tres meses para que se cierre el ejercicio 2013, “el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz está a punto de alcanzar su estabilidad presupuestaria, es decir, 0 déficit respecto a la diferencia entre ingresos y gastos”.

El dato ha sido dado a conocer hoy en comisión por el concejal de hacienda, Manu Uriarte, quien se ha apoyado en un informe elaborado por el interventor municipal, Alfredo Barrio.

Según dicho estudio, el déficit, o necesidad de financiación respecto a los ingresos no financieros, fue en el Ayuntamiento de Vitoria del 13,46% en 2010, del 7,73 en 2011 y del 0,86% en 2012.

Uriarte ha asegurado que “conseguir la estabilidad presupuestaria es la mejor garantía de poder seguir prestando los servicios municipales y mantener el sistema de bienestar que forma parte de la identidad de este municipio”. “Manteniendo el equilibrio en nuestros gastos” –ha explicado el edil- “es como garantizamos el poder seguir realizando estos gastos”.

El objetivo de la estabilidad presupuestaria para las Entidades Locales fue establecido por los Consejos de Ministros del 20 de julio de 2012 y 28 de junio de 2013, en el 0,00% para los ejercicios 2013 a 2016.

 

 

 

 

 

Share