Banner principal (agosto 2012)

La Banda Municipal sigue abriendo las puertas de su sede a los y las mayores y su entorno

Hoy martes 24, a las 11:45 la Banda Municipal de Música abrirá su sede a los y las mayores de los Servicios de Atención Diurna y Apartamentos Tutelados Blas de Otero y Bizia, y mañana miércoles 25, a las 11:30, será el turno de la Residencia Los Molinos y el Servicio de Atención Diurna Olárizu.

 Tras el paréntesis de la época estival, la Banda Municipal volvió a abrir las puertas de su sede, en Musiketxea, el pasado día 2 para recibir a las personas cuidadoras y a algunas personas mayores cuidadas. Será este 24 y 25 de octubre cuando acudan a dichos locales las últimas visitas que este año van a recibir los músicos gasteiztarras desde el Servicio Municipal de Personas Mayores.

Desde comienzos de este 2017, la Banda Municipal recibe asiduamente en Musiketxea a usuarios de los Centros de Día, Centros Socioculturales de Mayores o Residencias en visitas organizadas desde el Servicio de Cultura y de la propia Banda Municipal de Música en colaboración con el Servicio de Asuntos Sociales y de las Personas Mayores.

Hasta 2016, era la propia formación la que acudía a dicho centros, pero era reducido el número de visitas que podía llevar a cabo. La demanda era mucho más amplia que la que los músicos podían hacer frente y se buscó una alternativa funcional: que fueran los propios mayores los que visitaran a la Banda Municipal de Música en su sede de Musiketxea. De esta forma, se da respuesta a casi todas las solicitudes.

Con el objetivo de estar presente con constancia y cercanía en la ciudad, en enero de este 2017 se puso en marcha este nuevo formato de actuaciones dirigidas a las personas mayores. A lo largo de todo el año serán 12 las visitas programadas, con las que ya han pasado alrededor de 180 personas por Musiketxea y  finalmente serán aproximadamente 50 más.

Los mayores que acuden a cada actuación disfrutan de un concierto en primerísima fila, ya que se sientan casi codo con codo con los músicos. En un ambiente relajado y cercano, Hilario Extremiana, director de la Banda Municipal, o Iker Olazabal, director adjunto, ofrecen a sus visitas lo mejor de sus batutas, y al igual que en cada concierto, eligen para la ocasión un repertorio acorde a los gustos de su público. El director acompaña la interpretación de las obras con unas breves explicaciones, logrando así que la música resulte más atractiva y comprensible para su audiencia.

El broche de oro de esta actuación lo suele poner una de las personas visitantes, a quien el director invita a dirigir a la Banda, cerrando así una cercana y agradable actuación, lejos de esa distancia interpersonal que en ocasiones marcan los escenarios.

Y para finalizar la estancia, los asistentes recorrerán las instalaciones de Musiketxea y conocerán el archivo de la Banda, donde apreciarán el inmenso valor histórico de muchas de sus partituras, algunas de ellas centenarias, y verán y apreciarán la magnitud de los Gigantes, Cabezudos y Zaldikos de nuestra ciudad, ya que es en el mismo edificio donde esperan a las siguientes fiestas.

 

Share