Banner principal (agosto 2012)

(Actualizada con audio) El Ayuntamiento reactiva el desalojo y derribo de las casas ocupadas ilegamente en Olarizu

El consejo de Ensanche 21 revisa varias propuestas para edificar nuevas viviendas en el solar que quede despejado tras el derribo

Audio Ana Oregi

El consejo de Ensanche 21 ha dado un paso importante esta mañana para seguir avanzando en el desalojo y posterior derribo de las viviendas ocupadas de forma ilegal en Olárizu. El solar, albergará viviendas de nueva construcción. Todas las propuestas llevadas hoy al consejo de la sociedad municipal por el Gobierno municipal (EAJ-PNV – PSE) ha contado con el respaldo del PP.

La presidenta de Ensanche 21, Ana Oregi, ha propuesto una figura, la “recuperación administrativa de oficio” para poder iniciar la identificación, desalojo y posterior derribo de las viviendas de Olarizu.  Además, el consejo ha conocido el proyecto de derribo. Las y los consejeros de la sociedad municipal también han conocido hoy distintas propuestas para edificar viviendas en el solar que quede despejado tras el desalojo y derribo de las viviendas ahora ocupadas de forma ilegal.

“La solución que tanto las y los vecinos legítimos de esa zona de Olarizu, como la mayoría de grupos de este Ayuntamiento planteábamos empieza a ver la luz, después de que estos últimos años hayamos hecho un esfuerzo especial para desbloquear una situación que corría el riesgo de cronificarse. Lo acordado hoy en Ensanche 21 es muy positivo e importante para la solución de esa situación”, ha destacado Ana Oregi

 

El Ayuntamiento liderará el desalojo y derribo

La propuesta del Gobierno Urtaran ha contado con el apoyo de los consejeros del PP y recoge, básicamente, 4 pasos:

1) Que Ensanche 21 de por concluida la encomienda para la que se hizo cargo de esas viviendas

2) Traspasar la titularidad de las viviendas al Ayuntamiento

3) Aceptar la reducción de capital de Ensanche 21 (un ajuste financiero necesario)

4) Trasladar al Ayuntamiento el proyecto de demolición ya redactado.

Después de que el consejo haya aprobado este acuerdo, y se ratifique en la Junta General de la sociedad y de que la Junta de Gobierno Municipal apruebe la admisión de esas viviendas, el Ayuntamiento podrá iniciar la identificación de los okupas. Después tendría que notificar a los usurpadores el plazo que tienen para abandonar la vivienda y, en caso negativo, desalojarlos. Después se procedería al derribo de esos bloques.

“Hemos analizado técnicamente distintas opciones y esta propuesta nos permite actuar con más rotundidad y eficacia. Vamos a seguir actuando contra la ocupación ilegal en la ciudad, denunciando cada ocupación según se conozca, promoviendo el desalojo de los ocupas y tomando las medidas necesarias para evitar que esas viviendas vuelvan a ser ocupadas”, ha prometido la presidenta de Ensanche 21.

 

 

Share