Banner principal (agosto 2012)

El Ayuntamiento aumenta los semáforos en ámbar intermitente, apaga semáforos destinados a peatones y modifica ciclos semafóricos en la ciudad

Estas actuaciones se iniciarán en la calle Manuel Iradier y en algunos cruces 

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, a través de su servicio de Tráfico, modificará diferentes semáforos de la capital alavesa para ponerlos en ámbar intermitente. La reducción de tráfico y la eliminación de carriles de circulación en calles como Manuel Iradier o Florida permiten que la regulación semafórica se pueda eliminar. De esta forma, las personas que transitan a pie retoman su preferencia en los pasos de peatones pintados, hasta ahora condicionada a los semáforos en rojo para peatones. Estos elementos también se apagan en algunas zonas de Vitoria-Gasteiz.

El futuro de la movilidad debe perseguir una convivencia entre todos los modos de desplazamiento y el Ayuntamiento trabaja para que el peatón siga recuperando espacio público.

Con la nueva situación, los semáforos de vehículos estarán en ámbar y los semáforos de peatones apagados. El semáforo en ámbar obligará a los conductores a extremar la precaución, y en su caso, ceder el paso. Lo que significa que todos los vehículos (tanto coches como bicicletas) que circulen por la calzada deberán respetar la prioridad peatonal que se produce en los pasos de cebra.

El intermitente ámbar se ha programado ya para los semáforos dispuestos a lo largo de la calle Manuel Iradier, excepto de 6.00 a 10.00 y de 20.00 a 23.00 horas y excluyendo el semáforo junto a plaza del Renacimiento. Estos horarios se pueden modificar durante las distintas fases de la Desescalada. También se han regulado de la misma forma los cruces de Olaguibel/Fueros y Avenida de Estíbaliz/Doce de Octubre. En este caso, la nueva regulación funcionará las 24 horas del día.

Además, el Ayuntamiento también ha modificado los ciclos semafóricos de la ciudad aprovechando la reducción del tráfico, ajustándolos a los que habitualmente entran en funcionamiento los fines de semana. Se trata de ciclos más cortos, con menos tiempos de espera y de verde y que permiten que los flujos de circulación sean más ágiles. Lógicamente, tienen en consideración las normas de accesibilidad que regulan los tiempos necesarios de paso para peatones.

 

 

 

Share