Banner principal (agosto 2012)
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  15 abril 2019 11:51

La concejala de Empleo y Desarrollo Económico Sostenible, Nerea Melgosa, y la diputada foral de Servicios Sociales, Marian Olabarrieta, han presentado esta mañana el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Diputación para el desarrollo de dos unidades formativas con las que se podrá obtener el certificado de profesionalidad en atención sociosanitaria a personas en domicilio. Es el quinto año en que ambas instituciones colaboran en la organizacion de unos programas formativos que, desde su puesta en marcha, han permitido ofertar 135 plazas, la mitad de las cuales se han destinado a personas trabajadoras del sector seleccionadas por la propia Diputación. Este curso se ofertan 30 nuevas plazas formativas.

Los dos programas formativos que se pondrán en marcha en el presente curso mantienen el mismo formato. Uno se imparte en horario de tarde y otro en horario de mañana para facilitar al máximo la asistencia de las personas interesadas. La formación que se recibe permite obtener cualificación para desempeñar la profesión, homologada y acreditada, de Atención Sociosanitaria a Personas en Domicilio. Para ello, se imparten módulos en materias como la administración de alimentos, tratamientos, rehabilitación psicosocial o apoyo en las gestiones cotidianas de las personas dependientes en domicilio.

La obtención del certificado de profesionalidad contempla un total de 480 horas de formación teórica y 120 horas prácticas. Los programas formativos, cuyo coste ascenderá aproximadamente a 70.000 euros, son cofinanciados entre el Ayuntamiento y la Diputación Foral de Álava al 50%, siendo el Ayuntamiento el responsable de las gestiones de contratación de la empresa, acreditada por Lanbide, para la impartición de la formación especializada.

La concejala de Empleo y Desarrollo Económico Sostenible ha destacado el importante índice de empleabilidad que registran estos programas formativos. “Cerca de la mitad de las personas que han participado en los cursos se encuentra situación de desempleo. Finalizada la formación, su grado de inserción laboral en el sector es uno de los más elevados dentro de las acciones de formación que desarrollamos en este campo. Es por lo tanto un nicho de empleo en el que nuestra apuesta es la de la cualificación”, ha señalado Nerea Melgosa.

Las acciones formativas a desarrollar mediante el convenio presentado hoy arrancarán en mayo y se prolongarán hasta marzo de 2020. Previamente, el Ayuntamiento y la Diputación vienen llevando a cabo la selección de las personas candidatas a esta formación. Finalizados el periodo lectivo y las prácticas, el departamento municipal de Empleo y Desarrollo Económico Sostenible asume tanto la gestión de la certificación formativa por parte de Lanbide como el seguimiento de la inserción laboral.

Por su parte, el Departamento de Servicios Sociales de la Diputación Foral de Álava ha enviado cartas informativas a las personas dependientes que perciben la Prestación Económica por Asistente Personal (PEAP) y tienen contratada a una persona asistente personal que necesita la formación y no la tiene acreditada, para que pueda inscribirse en los cursos.

El Certificado Profesional de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Domicilio es una acreditación “muy importante” en el ámbito de los servicios sociales porque es un requisito que tiene que cumplir quien ejerce como asistente personal para que la persona dependiente pueda percibir la PEAP, ha apuntado Marian Olabarrieta.

La diputada foral de Servicios Sociales ha insistido en que una de las prioridades de la Diputación Foral de Álava es facilitar la estancia en sus hogares el mayor tiempo posible de las personas dependientes que así lo quieran.“Por eso pretendemos que más personas dependientes puedan acogerse a la prestación económica PEAP y, para ello, necesitaremos que las personas cuidadoras profesionales tengan la certificación requerida”, ha explicado.

Share
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  18 abril 2017 12:40

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nerea Melgosa y Marian Olabarrieta han presentado el convenio que persigue profesionalizar el sector, generar nuevas oportunidades laborales y procurar una asistencia adecuada a las familias con personas dependientes

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava impulsan la formación de asistentes personales profesionales que puedan atender en sus domicilios a personas con dependencia. El convenio de colaboración suscrito por ambas instituciones tiene como finalidad dinamizar y profesionalizar el sector, así como generar nuevas oportunidades laborales y puestos de trabajo en el Territorio Histórico de Álava, al tiempo que procurar una asistencia adecuada a las familias con personas dependientes.

La diputada foral de Servicios Sociales, Marian Olabarrieta, y la concejala de Empleo y Desarrollo Económico Sostenible del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Nerea Melgosa, han presentado esta mañana el convenio que facilitará la adquisición de formación en este campo a 30 personas, a lo largo de este año. El objetivo es que, al término de esta capacitación, estas personas puedan obtener el Certificado de Profesionalidad de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes a Domicilio, que expide Lanbide.

Este certificado tiene gran importancia ya que es una de las titulaciones que permite prestar servicio como asistente personal de personas en situación de dependencia que perciben de la Diputación Foral de Álava la Prestación Económica de Asistencia Personal (PEAP). Dicha prestación está destinada a contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la contratación de asistentes personales que faciliten el acceso a la educación o al trabajo, o que posibiliten una mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria a las personas en situación de dependencia.

El número de personas beneficiadas de la PEAP en Álava ha registrado un aumento significativo en los últimos años. Así, desde mayo de 2015 a la actualidad, la Diputación Foral de Álava ha pasado de conceder alrededor de 95 prestaciones del tipo PEAP a llegar a las 140 prestaciones. La previsión es que este tipo de ayuda será cada vez serán más demanda por las personas con dependencia, por lo que será necesario que las y los profesionales que atienden en sus domicilios a estas personas estén formados y obtengan el certificado.

Para resolver las necesidades formativas de estos profesionales, la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz organizó ya en 2015 el primer proyecto conjunto de formación, que se repitió en 2016 y ahora tiene un nuevo impulso gracias al nuevo convenio de colaboración que han suscrito ambas instituciones.

Este proyecto da cabida a personas desempleadas, mayores de 18 años, con o sin experiencia previa, con Graduado Escolar, pero sin la titulación exigida. Asimismo se impartirá a personas que actualmente desarrollan ya esta actividad profesional pero que no poseen la titulación requerida y que disponen de 5 años para alcanzar dicha formación.

 

Un total de 57 personas han obtenido el certificado desde 2015

Desde el comienzo de esta colaboración en 2015 hasta la fecha actual, se han realizado 5 cursos, con una oferta de 90 plazas, y han obtenido la certificación, de carácter oficial y validez en todo el territorio estatal, un total de 57 personas. Este año 2017 comenzarán otros dos cursos, que sumarán 30 nuevas plazas.

Durante la rueda de prensa, la diputada foral Marian Olabarrieta, ha mostrado su convencimiento de que “esta formación redundará en unas prestaciones sociales de calidad, de las que se beneficiarán las personas dependientes, y en la calidad del empleo y de la profesión”.

Quiero resaltar la importancia que desde la Diputación Foral de Álava damos este proyecto de formación, ya que consideramos que la obtención de estas competencias profesionales promoverá que cada vez más personas dependientes y sus familias puedan contratar asistentes personales que les puedan ayudar en mejorar su calidad de vida en sus domicilios”, ha asegurado la titular de Servicios Sociales.

Por su parte, Nerea Melgosa ha destacado el convenio para la profesionalización del sector de la atención sociosanitaria a personas en el domicilio como un buen ejemplo de colaboración entre instituciones. “La Diputación, como responsable de los servicios de asistencia a dependientes, y el Ayuntamiento, como uno de los principales agentes de formación para el empleo, tienen aquí una importante línea de trabajo conjunto que, en solo dos años, está dando resultados muy positivo”, ha afirmado la concejala de Empleo y Desarrollo Económico Sostenible.

Melgosa valora especialmente el papel que cumple este convenio en el ámbito de la empleabilidad femenina. “No podemos perder de vista que la asistencia a domicilio a personas dependientes se desempeña en su mayor parte por mujeres que nos demandan formación para mejorar su capacitación laboral y cualificación de cara a obtener un certificado de profesionalidad imprescindible para desempeñar su trabajo”, ha remarcado.

 

Share