Banner principal (agosto 2012)

Vitoria-Gasteiz podrá permitir la circulación de las bicicletas por las vías del tranvía y por los carriles bus

– El Ayuntamiento aprobará en septiembre de forma definitiva la ordenanza Municipal de Tráfico, Circulación y Seguridad en las Vías Públicas de Carácter Urbano, que hoy ha recibido la aprobación inicial por unanimidad de todos los grupos políticos

– El gobierno se ha comprometido a plantear alternativas para las calles más conflictivas, que no tengan calmado de tráfico y soporten una fuerte intensidad de tráfico

– Un Decreto de Alcaldía consensuado determinará este otoño el horario y áreas de tránsito de las bicicletas por las calles peatonales

En la Comisión extraordinaria de Medio Ambiente celebrada esta mañana en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz la concejal Idoia Garmendia ha anunciado que EL Ayuntamiento podrá permitir la circulación de bicicletas por los carriles reservados para el servicio público, tranvía y autobús. La ordenanza de tráfico, que se ha aprobado hoy de forma inicial, por unanimidad, se registrará de forma definitiva en el Pleno de septiembre al que se han derivado algunos temas como la propuesta de alternativas para algunas calles sin calmado de tráfico y con gran intensidad de tráfico.  La intención del equipo de gobierno es conseguir “un texto definitivo con el mayor consenso posible, respondiendo a todas las sensibilidades de la ciudad para que las normas se adapten a la realidad actual y así pueda cumplirse” como ha señalado Garmendia, por lo que en el debate de las enmiendas presentadas en la Comisión de Medio Ambiente de ayer y en la extraordinaria de esta mañana, se han aprobado varias iniciativas presentadas por diferentes grupos.

El equipo de Gobierno considera muy relevante que Vitoria-Gasteiz pueda tener en este momento “un texto definitivo con el mayor consenso posible, aunque sea sujeto a variaciones”, como ha puntualizado la concejal Garmendia. Precisamente, para ganar en operatividad si es necesario introducir concreciones, como la restricción horaria de paso de bicicletas por determinadas zonas peatonales, esta será establecida vía decreto, como se indicó tras la reunión del Foro Ciudadano por la Movilidad. De esta forma, aludiendo a estudios centrados en el tráfico en Vitoria-Gasteiz, se considera la que es el modo más adecuado de establecer la convivencia intermodal en calles que superen el ratio internacional de 200 peatones/h/m.

Entre las propuestas que se han introducido en el texto figuran algunas mejoras como que la distancia desde la fachada a la que los ciclistas podrán circular deberá ser de 1,5m, siempre que las aceras sean de más de 3m. En el caso de vías especialmente conflictivas, el equipo municipal se ha comprometido a estudiarlas y presentar de forma específica una lista de calles y así plantear alternativas de cara a la aprobación final del texto.

También se permitirá que las motos puedan circular por ciertos carriles de servicio público, siempre en el supuesto de que se considere necesario para asegurar la fluidez del tráfico y bajo la señalización pertinente; la posibilidad de que las motos adelanten su posición en la línea de salida de los semáforos y la adopción, en la medida de las posibilidades del Consistorio, de las medidas de seguridad para este vehículo de dos ruedas.

En lo referido a los patinadores, se ha aceptado que puedan circular por las vías ciclistas no segregadas, en coherencia con el permiso del que ya disfrutan de hacerlo por las vías segregadas, siempre que sean mayores de 18 años. También se indica en este punto que los que circulen por estas vías, para garantizar la seguridad, deben llevar luz de posición delantera y trasera, casco y prenda reflectante.

Por otra parte el texto recogerá, según se ha acordado, que las bicicletas no podrán sentirse hostigadas por los coches a la hora de circular por las vías urbanas, al tiempo que se va a impulsar un sistema de carga y descarga que favorezca a los vehículos que generen un menor impacto ambiental, fuera del horario por el centro, siempre que se obtenga el permiso municipal correspondiente. Además, como ya se conocía, no hará obligatorio el uso del casco en el término municipal, sí contempla que las bicis bajen a la calzada en las zonas 30 (calles con tráfico calmado) así como en las calles de menos 3 metros de ancho. Otras de las mejoras al texto se centran en la redacción sobre accesibilidad, para garantizarla en los espacios en los que falte.

Una vez terminado el plazo de presentación de enmiendas –de acuerdo con el calendario aprobado por unanimidad en la Comisión de Medio Ambiente del pasado 20 de junio- el próximo 24 de julio, en el Pleno, se producirá la aprobación inicial de la ordenanza. Así el 19 de agosto se publicará el acuerdo plenario y dará comienzo el plazo de exposición pública para realizar alegaciones durante 30 días. Después de estos plazos de tramitación está prevista la aprobación definitiva de esta ordenanza en el mes de septiembre.

Share