Banner principal (agosto 2012)

El alcalde visita a los comerciantes de la Plaza de Abastos en el inicio de las obras que transformarán el mercado

– Javier Maroto ha querido conocer de primera mano la opinión de los propios minoristas del mercado sobre este proyecto “que supondrá un motor comercial para la zona”

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Javier Maroto, ha visitado esta mañana a los comerciantes de la Plaza de Abastos en el inicio de las obras que transformarán el mercado. “Es una reforma muy importante porque permitirá la revitalización del centro de la ciudad y la reactivación del comercio local. Mi obligación es estar en la calle, en contacto con los ciudadanos, por eso hoy he querido conocer de primera manera la opinión de los propios minoristas sobre este proyecto de transformación tan ambicioso que supondrá un motor comercial para la zona”, ha subrayado el alcalde, Javier Maroto, quien ha realizado la visita junto a Eloy López de Foronda, gerente de la Plaza de Abastos, y Miguel Garnica, concejal de Promoción Económica.

Nueva distribución de las tres plantas del edificio

La reforma integral iniciada incorporará una nueva distribución de las tres plantas del edificio. Los comerciantes locales se reagruparán en planta baja, con lo que “el acceso al nuevo edificio, más moderno, será directamente al de un mercado tradicional de comerciantes locales con productos de calidad”, tal y como ha recordado el alcalde.

El Corte Inglés entrará en la Plaza de Abastos y ocupará toda la primera planta con secciones de moda y complementos, reforzando el edificio contiguo que ya tiene en Plaza Santa Bárbara. Y en la planta sótano -1 se situará el supermercado BM.

La reforma consiste, por un lado, en la renovación de toda la envolvente exterior del edificio mediante una nueva fachada de acero y cristal. Por otro lado, se ampliará el espacio en planta baja, donde se situarán los puestos de alimentación, que tras la actuación quedarán agrupados a nivel de calle.

Por último, la actuación también prevé la reforma de los accesos desde la calle y desde el actual aparcamiento de Santa Bárbara, mejorando además la accesibilidad de todas las plantas. Asimismo, se mejorará la evacuación y protección contra incendios del edificio y se acondicionarán nuevos almacenes y cámaras para perecederos en sótano segundo, aseos y vestuarios tanto para trabajadores como para visitantes.

La actuación, que se acometerá por fases, está valorada en 8,7 millones de euros y no tiene coste para las arcas municipales, ya que está costeada por los propios empresarios locales del mercado.

 

Share