Banner principal (agosto 2012)

La muestra itinerante de Artes Visuales, Ertibil, llega a Vitoria durante la época navideña con 20 obras

El Centro Cultural Montehermoso acoge estos trabajos del 19 de diciembre al 12 de enero de 2014

La muestra itinerante de Artes Visuales, Ertibil 2013, se inaugura mañana jueves en el Centro Cultural Montehermoso. Se trata de una colaboración especial con motivo de la trigésima primera edición de esta convocatoria, que organiza el departamento de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia.

En la presente edición han participado 163 obras, correspondientes a 115 artistas de todas las especialidades. La exposición está compuesta por 20 trabajos seleccionados entre todos, tres galardonados y diecisiete seleccionados. La muestra, que surge en el año 1983, tiene como objetivo mostrar las nuevas tendencias creativas, así como acercar el arte contemporáneo a la ciudadanía.

Con motivo de la inauguración se realizarán dos visitas guiadas a la exposición a cargo del profesor de Historia del Artes de la UPV-EHU, Ismael Manterola. Las visitas tendrán lugar, el mismo día 19 a las 18:30 horas en euskera y a las 19:30 en castellano. Para más información e inscripciones se pueden dirigir a  info.montehermoso@vitoria-gasteiz.org / 945 16 18 30.

Los tres artistas premiados son Patrick Grijalvo, Amaia Gracia Azketa y José David Romero Martín y los diecisiete seleccionados son: Julen Agirre Egibar, María Andrés Sanz, Saray Blades, Juana García-Pozuelo, Inés García, Rakel Gómez Vázquez, Edurne González Ibáñez, Eduardo Hurtado, Miriam Isasi, Edurne Martínez Arroyo, Saray Pérez, Sarah Rasines, Ana Riaño, Javier Rodríguez Pérez-Curiel, Laurita Siles, Christian Villavicencio y Diego Vivanco.

ARTISTAS PREMIADOS

Patrick Grijalvo (Bilbao, 1984) ha resultado el ganador del primer premio con el trabajo fotográfico titulado Interbellum donde, como explica Jaime Cuenca, “ha encontrado la manera de apuntalar la autonomía de sus imágenes, debilitando su vínculo con el referente real –sin perderlo– y reivindicando su condición de objeto. El artista no impone a las imágenes una forma tridimensional cualquiera, a su capricho, sino que la construye a partir de los atributos propios de la superficie fotográfica”. Grijalvo obtuvo en 2011 la beca Rekalde del Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia para realizar una residencia en el Centro Artístico Het Wilde Weten (HWW) de Rotterdam. Vive y trabaja en Bilbao, donde también ha realizado su formación artística en la Facultad de Bellas Artes de Leioa, UPV/EHU, cursando la especialidad de Imagen Audiovisual y Fotografía. Ha sido becario-residente en la Fundación Bilbao Arte en 2010 y ese mismo año obtuvo la beca de residencia en el museo “Kunsthaus Bregenz” de Austria. En varias ocasiones sus fotografías han sido reconocidas con menciones en el “International Photography Awards” de la Lucie Foundation.

Amaia Gracia Azqueta (Iruñea-Pamplona, 1985) ha recibido el segundo premio con la pieza escultórica titulada Guía-Montaña. En ella incorpora un medallón donde se distingue la figura de un montañero de espaldas que replica la imagen del célebre Caminante sobre el mar de nubes del pintor alemán Caspar David Friedrich. Puede que haya desaparecido en la montaña sin dejar rastro y es así como quiere recordársele, oteando satisfecho el horizonte desde una cumbre que tal vez no llegó a pisar. El medallón está dispuesto sobre una mesa negra, austera, estrecha, como las que sirven para sostener un libro de condolencias. El receptor sólo puede contemplarlo a través de un cristal, como en una urna donde el tiempo ha quedado detenido.

José David Romero Martín (Loja, Granada, 1988) es el tercer premio de esta edición de Ertibil Bizkaia con la obra The martyr is not present en la que reproduce, en parte ,el tratamiento gráfico de la caja real de Atarax (un ansiolítico cuyo consumo está creciendo más rápidamente en la actualidad). Convierte el medicamento en un “kit de auto martirio” con seis variedades que ofrecen distintos caminos hacia la imperturbabilidad, la virtud más apreciada en un mártir. Tres variedades corresponden a martirios extraídos del santoral cristiano: un práctico estuche unas piedras como las que mataron a San Esteban, un cuchillo como el que desolló a San Bartolomé o una parrilla como la de San Lorenzo. Pero los mártires de Occidente no se cuentan ya entre las filas de la religión, sino en las del arte. Las otras tres variedades corresponden a mártires contemporáneos, artistas de performance de los años 70 que destrozaban su cuerpo de distintos modos: peinándose violentamente con cepillos metálicos (Marina Abramović), hiriéndose con cuchillas (Gina Pane) o haciéndose disparar en un brazo (Chris Burden).

Share