Banner principal (agosto 2012)

La Asesoría Jurídica municipal constata que el propietario de la parcela comercial de Salburua debe presentar un estudio de impacto ambiental

El alcalde vuelve a mostrar su disposición para llegar a una solución satisfactoria para todas las partes, siempre bajo la premisa de protección del humedal

El letrado jefe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha emitido un informe en el que constata que el propietario de la parcela comercial ubicada junto al parque de Salburua debe presentar un estudio de impacto ambiental. Así lo dictan tanto la normativa estatal como la autonómica. Una vez aclarada la situación y comunicada a la empresa propietaria la necesidad de cumplir ese requisito, el alcalde, Gorka Urtaran, ha vuelto a mostrar su disposición para llegar a una solución satisfactoria para todas las partes, siempre bajo la premisa de protección del humedal.

El informe jurídico alude, por una parte, a la Ley estatal de evaluación ambiental, que señala ese tipo de informe es necesario en aquellos planes que afecten a espacios incluidos en la Red Natura 2000, como es el caso del parque de Salburua, designado tanto Zona Especial de Conservación (ZEC), como Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA). Por otro lado, el jurista llega a la misma conclusión atendiendo a la normativa autonómica, en concreto a la Ley de Protección del Medio Ambiente del País Vasco.

“La mera probabilidad de que un proyecto o plan afecte a los espacios o hábitats incluidos en la Red Natura 2000, exige la redacción de un estudio de impacto ambiental. Ello implica que la práctica totalidad de los proyectos deban cumplir con ese trámite y, en concreto, el estudio de detalle a redactar en el enclave 3 del sector 15 de Salburua”, concluye el informe jurídico.

Cuando el propietario de la parcela entregue el estudio, será el Gobierno Vasco el encargado de analizarlo y validar o no la protección ambiental necesaria. En caso de que obtenga el permiso, la empresa tendría derecho a desarrollar la actividad. Otra posibilidad sería la permuta de esa parcela por otra. “Se trata de conjugar los intereses generales con el particular, siempre bajo el respecto absoluto al medio ambiente”, ha concluido el alcalde.

 

Share