Banner principal (agosto 2012)
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: , ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  10 marzo 2016 12:45

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y Euskaltzaindia han presentado esta mañana el libro Gasteizko Toponimia V, Arratzua I/ Toponimia de Vitoria V, Arratzua I. El tomo forma parte de la colección Onomasticon Vasconiae que edita la Academia y recoge los topónimos, tanto históricos como los que hoy en día permanecen vigentes, de la merindad de Arratzua. Su autora es la investigadora y académica Elena Martínez de Madina y el académico de número Patxi Salaberri Zaratiegi es el director del proyecto. Ambos han hecho la presentación, acompañados de Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria-Gasteiz, y Andres Urrutia, presidente de Euskaltzaindia. El proyecto ha contado siempre con el patrocinio del Ayuntamiento de la capital alavesa. “Os apoyamos desde hace veinte años y seguiremos haciéndolo, porque creemos que trabajos como este contribuyen a fortalecer el conocimiento y el uso de nuestro idioma, el euskera, y también a rescatar el fantástico patrimonio cultural de todos los pueblos que forman el municipio de Vitoria-Gasteiz”, ha destacado el alcalde, Gorka Urtaran.

Este libro ofrece la toponimia clasificada y normativizada de una parte de la merindad de Arratzua, la zona este del municipio de Gasteiz, que comprende 21 pueblos; dada su extensión se presentará en tres volúmenes. Es por ello que este libro se llama Arratzua I. Contiene la toponimia de los siguientes pueblos: Arkaia, Arkauti, Betoñu, Elorriaga, Gamiz y Otazu.

 

Este es el quinto tomo publicado, dentro del proyecto Gasteizko Toponimia

(Toponimia de Vitoria). Los dos primeros, Gasteizko Toponimia I / Toponimia de Vitoria I (Ciudad / Hiria) y Gasteizko Toponimia II / Toponimia de Vitoria II ( Malizaeza) fueron publicados en 2009. El tercero, Gasteizko Toponimia III, Gasteizko Ubarrundia/ Toponimia de Vitoria III, Ubarrundia de Vitoria, vio la luz en2011. Y el cuarto, Gasteizko Toponimia IV, Langraiz/ Toponimia de Vitoria IV, Langraiz, se publicó en 2013.

 

El principal objetivo del proyecto Toponimia de Vitoria es la recogida, estudio

clasificación y normativización de todos los topónimos del municipio de Vitoria, con sus 64 aldeas. La base de datos de que dispone la Academia para el proyecto Gasteizko Toponimia (Toponimia de Vitoria) contiene cerca de 400.000 registros toponímicos. La investigación de la toponimia de Arratzua I se ha realizado sobre 40.000 registros y en este volumen se presentan alrededor de 12.000 testimonios documentales y 1.497 entradas toponímicas, ordenadas y distribuidas de la siguiente manera: Arkaia, 294 topónimos; Arkauti, 244; Betoñu/Betoño, 279; Elorriaga, 251; Gamiz, 177; eta Otazu, 252.

Cada topónimo aparece con su consiguiente referencia de año, archivo, muestra de su testimonio, etimología, posibles hipótesis y otros datos históricos de interés. Como ha señalado Patxi Salaberri, “la autora de la obra ha recogido las formas vivas de los topónimos que han sobrevivido. Y digo sobrevivido porque es natural que algunos nombres se pierdan y otros se creen, pero en este caso también el mencionado cambio de lengua, la concentración parcelaria y el diferente modo de vida no tan apegado a la tierra como antaño han hecho que de los nombres que se documentan sólo un puñado (aproximadamente el 13%) sean recordados y utilizados en la actualidad”.

El director del proyecto también ha reseñado que los topónimos vivos han sido plasmados en el mapa correspondiente, “tal como exige la metodología toponímica.

Además, para que los diversos topónimos puedan ser localizados fácilmente, la autora ha incluido los índices individuales, por localidades, y el general que comprende todos los topónimos, e igualmente una lista de «voces mayores» en la que además de muchos términos interesantes también aparecen los sufijos presentes en los nombres de lugar”.

En su intervención, Patxi Salaberri ha resaltado la importancia del proyecto: “Todo este trabajo de recuperación, normativización y estudio del patrimonio inmaterial vitoriano es fundamental para poder transmitir a las generaciones venideras el tesoro cultural que suponen los topónimos creados y empleados por nuestros abuelos y antepasados. Además, las localidades estudiadas están muy próximas a la capital, y conviene que los topónimos estén escritos correctamente, dado que dicha proximidad hace que se creen polígonos industriales e instalaciones de todo tipo a las que es necesario dar, en mi opinión, un nombre adecuado, el del nombre debidamente normativizado del lugar en que están enclavados”. “Como señalaba en la presentación del tomo cuarto -ha añadido- Vitoria-Gasteiz es un lugar importante para el euskera: según algunos dialectólogos es el euskera de la capital alavesa el que ha marcado el carácter occidental de las hablas de Bizkaia, y parte de las de Gipuzkoa y Navarra”.

Share