Banner principal (agosto 2012)

El Servicio de Infancia y Familia abre sus 8 centros socioeducativos y recupera la intervención presencial en varios programas

El lunes 1 de junio el Servicio de Infancia y Familia dará un paso más en la desescalada de varios de sus recursos y programas cuyo funcionamiento se ha visto afectado a consecuencia de la covid-19.

A partir de la próxima semana retomará algunas intervenciones presenciales paralizadas desde la declaración del estado de alarma, aunque esto no ha sido impedimento para que haya seguido atendiendo a usuarios y usuarias por vía telemática y telefónica.

Desde el lunes estarán abiertas las puertas de los 8 centros socioeducativos en los que el Ayuntamiento atiende a niños, niñas y adolescentes en riesgo de desprotección y a sus familias, que reciben apoyo e intervención psicosocial. Estos centros funcionarán con limitaciones de aforo y medidas de higiene y organizativas para garantizar la distancia social.

Pese a cerrar el pasado 11 de marzo, las y los profesionales de estos centros han venido interviniendo con el 100% de los niños, niñas y adolescentes y sus familias, a quienes han proporcionado apoyo psico socio-educativo. Esto ha sido posible gracias a las videollamadas e intervenciones telefónicas.

También empezarán las intervenciones presenciales en el “Programa Intervención Precoz en Violencia Filioparental” que desde el inicio de la pandemia ha venido prestando asistencia online a las 8 familias que actualmente están participando en el mismo. Este programa arrancó en 2017 y desde entonces han pasado por él 140 personas -adolescentes y progenitores-, lo que supone un total de 47 familias que han recibido intervención terapéutica y asesoramiento de profesionales de la psicología.

Separaciones y divorcios

Igualmente, el Programa Egokitzen, de coparentalidad positiva en situaciones de separación y divorcio conflictivo, retomará las intervenciones presenciales grupales con aforo reducido y las medidas de seguridad pertinentes. Este programa ayuda a las familias a mejorar sus habilidades parentales, realiza sesiones grupales con padres y madres (cada miembro de la ex-pareja en grupos diferentes) y actividades para los niños y niñas que les ayudan a afrontar la nueva situación de una manera adecuada.

Por último, con el inicio del mes de junio el Programa de Apoyo a Familias Cuidadoras también pondrá en marcha alguna actividad formativa grupal con limitación de aforo, respetando la distancia social y aplicando las medidas de protección recomendadas por las autoridades sanitarias.

Share