Banner principal (agosto 2012)

Políticas Sociales pone en marcha el programa MIKASA que enseñará a las familias a gestionar sus recursos económicos para evitar la pérdida de vivienda

Intervendrá con unidades convivenciales en las que detecte factores de riesgo.

El proyecto forma parte del acuerdo presupuestario con Elkarrekin.

El departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia pondrá en marcha a partir de septiembre un programa que enseñará a las familias a gestionar adecuadamente sus recursos económicos para cubrir sus necesidades básicas y evitar así una posible pérdida de vivienda.

El nuevo proyecto, que lleva por nombre mi MIKASA, ha sido presentado hoy en el Ayuntamiento por el concejal del área de sociales Jon Armentia y la concejala de Elkarrekin Gema Zubiaurre, grupo municipal que en el acuerdo presupuestario apoyó el desarrollo de este programa.

Con MIKASA se quiere prevenir la pérdida de vivienda en familias y personas que cuentan con un alojamiento y medios económicos para su sostenibilidad pero carecen de competencias básicas para hacer una eficiente gestión de sus recursos. 

“La carencia de vivienda es uno de los problemas que más situaciones de estrés, inseguridad e incluso desprotección genera en las familias. Por eso es necesaria una buena gestión de la economía familiar que ayude a garantizar la cobertura de las necesidades básicas”, ha explicado Armentia.

El concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia ha especificado que “habrá dos niveles de prevención: con familias en situación de riesgo en las que hemos detectado situaciones de alarma como que dedican más del 50% de su presupuesto al pago de la vivienda o tienen deudas en el pago de servicios básicos; y con  unidades convivenciales a las que se les ha comunicado un desahucio o que perdieron anteriormente su vivienda, también por una gestión económica deficiente”.

En estos casos, los servicios sociales municipales ofrecerán el acompañamiento de un integrador o integradora social que enseñará a las familias las competencias necesarias para administrar adecuadamente su presupuesto.

A través del programa MIKASA aprenderán a:

  • Elaborar y ajustar el presupuesto familiar.
  • Comparar comercios para hacer las compras básicas.
  • Comparar los precios de las compañías de servicios de telefonía, seguros, etc.
  • Mantener una búsqueda activa de vivienda para encontrar las mejores condiciones económicas.
  • Conocer el sistema de préstamos personales.
  • Manejar una aplicación móvil gratuita para llevar un control del gasto familiar.

Esta formación a las familias también incluirá la elaboración de menús “con un impacto positivo en su alimentación”.

Para la concejala de Elkarrekin, Gema Zubiaurre, “la detección temprana de casos de vulnerabilidad y riesgo de pérdida de vivienda por una incorrecta gestión de los recursos económicos es básica para prevenir desahucios. Esta línea de actuación, que desde Elkarrekin hemos apoyado, se suma a la batería de medidas que acordamos con el Gobierno municipal en el marco del acuerdo presupuestario con el objetivo de garantizar una vivienda digna a todas las personas que habitamos Vitoria-Gasteiz. Debemos remarcar que el disfrute de una vivienda digna y adecuada es un derecho subjetivo reconocido por la ley, y las administraciones tenemos la obligación de garantizarlo”.

La intervención con las familias será básicamente individual, dirigida a las personas adultas y durante un período máximo de 4 meses, aunque también habrá actividades grupales.

En este sentido, Kontsumobide realizará 2 formaciones sobre la cesta de la compra y economía domestica, destinadas a grupos de 6 a 15 personas, mientras que Goiener hará intervenciones grupales donde enseñará a analizar las facturas de suministros energéticos.

El presupuesto para el desarrollo del programa MIKASA es de 100.000 euros.

Audio: JON ARMENTIA, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia

Audio: Gema Zubiaurre, concejala de Elkarrekin

Share

Políticas Sociales evitó el desahucio de 49 familias en 2017 mediante la concesión de ayudas y alternativas de alojamiento

AUDIO: Peio López de Munain

A lo largo de 2017, el departamento municipal de Políticas Sociales y Salud Pública evitó el desahucio de 49 familias vitorianas gracias a las ayudas que concedió y a las alternativas de alojamiento planteadas para impedir que se quedaran en la calle.

De los 49 casos en los que intervinieron los servicios sociales, en 33 de ellos consiguieron que las familias permanecieran en sus viviendas con la prestación de ayudas municipales, mientras que a 16 familias se les ofreció otras alternativas (pisos de acogida y otros recursos).

A las 33 ayudas de tipo económico concedidas en 2017 en concepto de desahucio, Políticas Sociales dedicó un total de 36.483 euros, lo que supone una media de 1.105 € anuales por familia.

“Estos datos demuestran que el Ayuntamiento hace seguimiento de las familias que, lamentablemente, se ven abocadas a esta situación. Es cierto que sólo trascienden los casos más mediáticos, pero desde Políticas Sociales realizamos una labor sorda y permanente que ha salvado a muchas familias”, explica el concejal Peio López de Munain.

 Vitoria-Gasteiz cuenta desde el año pasado con un nuevo programa de prestaciones municipales, diseñado a propuesta del actual Gobierno, que como gran novedad incluyó ayudas para evitar desahucios. Así, desde entonces las prestaciones de vivienda contemplan una ayuda específica destinada a ese fin.

Además, desde 2017 existe la posibilidad de que las profesionales de los servicios sociales planteen situaciones de excepcionalidad para el reconocimiento de las ayudas. Es el caso de las unidades convivenciales en riesgo claro de pérdida de vivienda o de desahucio porque la situación económica familiar no permite hacer frente a los gastos de alquiler.

“La ciudadanía debe tener la tranquilidad de saber que los servicios sociales siempre están ahí para hacer una valoración de la situación de las familias en riesgo, echarles una mano y prestar apoyo. Son la garantía de que nadie se va a quedar en la calle. La labor que realizan es encomiable y así debe ser reconocida”, concluye López de Munain.

 

Share

(Incluye audio) El Ayuntamiento ha ayudado ya a 40 familias desahuciadas a pagar el Impuesto de Plusvalías

El Consistorio ha destinado hasta el momento casi 130 mil euros en esta línea de ayudas

La convocatoria permanecerá abierta hasta el próximo 31 de diciembre

Manu Uriarte ayudas Plusvalías

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz mantiene abierta la convocatoria de ayudas para subvencionar el Impuesto de Plusvalías, que el Consistorio puso en marcha el pasado verano mediante la firma de un decreto de Alcaldía. La convocatoria permanecerá abierta hasta el próximo 31 de diciembre, y hasta la fecha 40 familias desahuciadas se han beneficiado ya de estas ayudas. Las subvenciones concedidas hasta ahora ascienden a un total de 129.605,54 euros.

«Desde el Gobierno muncipal se ha procedido ya  a ayudar a 40 familias a pagar el impuesto de Plusvalías en los casos en que se han visto desahuciadas de su vivienda habitual. Estos es fruto de un acurdo alcanzado etren PP y PNV para ayudar a las familias que no podían acogerse a la modificación de la norma foral por no ser esta retroactiva. La convocatoria vigente, por lo que las ayudas pueden seguir solicitándose», ha destacado el concejal de Hacienda en Vitoria, Manu Uriarte.

Se trata de una línea de ayudas económicas para el pago del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), comúnmente conocido como “plusvalía”, cuando éste es derivado de una transmisión por ejecución hipotecaria de vivienda habitual con anterioridad al 3 de mayo del 2012.

La medida es fruto del acuerdo alcanzado entre los grupos municipales del PP y PNV, ya que la modificación de la Norma Foral de mayo del 2012 que establece como sujeto pasivo sustitutivo del contribuyente en el IIVTNU en los casos de ejecución hipotecaria de vivienda habitual a la persona física o jurídica que adquiera el terreno, no tiene carácter retroactivo.

Esta línea de ayudas del Ayuntamiento comprende un porcentaje de bonificaciones sobre la deuda pendiente a fecha de la solicitud de las ayudas y se aplicar al pago de dicha deuda del impuesto para aminorar la liquidación correspondiente, que atendiendo al porcentaje de ayudas que corresponda en cada caso podrá suponer el pago total de la deuda.

El 3 de mayo del 2012 entró en vigor la Norma Foral 7/2012 del 23 de abril de modificación de la Norma Foral 46/1989, estableciendo como sujeto pasivo sustitutito del contribuyente en el IIVTNU, en los casos de ejecución de hipotecaria de vivienda habitual, la persona física o jurídica que adquiera el terreno. Sin embargo, en las transmisiones efectuadas con anterioridad al 3 de mayo del 2012, el obligado pago de este impuesto sigue siendo la persona desahuciada, ya que la norma no tiene carácter retroactivo.

Requisitos de los solicitantes

  • Ser titular de una deuda del IIVTNU
  • Dicha deuda debe provenga de una transmisión que se haya producido como consecuente de una ejecución hipotecaria de vivienda habitual
  • La transmisión se haya producido con anterioridad al 3 de mayo del 2012

Lugar de presentación de solicitudes

La solicitud y documentación pueden presentarse en la Oficina de Atención Ciudadana especializada de Hacienda (ASIAC-Administrador de Servicios de Información y Atención al Contribuyente), hasta el 31 de diciembre del 2013.

Importe de la ayuda

Para calcular el importe de la ayuda, se están teniendo en cuenta los ingresos anuales de la unidad familiar y se aplicarán los límites de ingresos anuales establecidos para el año 2013 en las Ayudas de Emergencia Social aplicables a pensionistas multiplicado por tres y en cualquier caso no debe superar en los ingresos las cuantías que aparecen en la Tabla-anexo-I-Importe-de-la-ayuda.

Fraccionamiento del pago

«No obstante, para aquellos casos que no se puedan acoger a la línea de ayudas por no ser desahucios o por no ser vivienda habitual, desde el Ayuntamiento también se ha puesto en marcha un fraccionamiento de hasta ocho años para facilitar el pago del impuesto de Plusvalías correspondiente», ha dicho Uriarte.

Y es que, además de estas ayudas económicas individuales que el Ayuntamiento puso en marcha en verano del 2013, el Ayuntamiento viene realizando fraccionamientos de hasta ocho años para el pago de la deuda de este impuesto, para aquellos supuestos que no entran en el objeto de la línea de ayudas (dación en pago, compra venta…).

 

 

 

 

 

 

 

 

Share

El Ayuntamiento de Vitoria pone en marcha las ayudas para subvencionar el Impuesto de Plusvalías a al menos 230 familias desahuciadas

La convocatoria entrará en vigor en los próximos días

La próxima semana, el Consistorio se pondrá en contacto con las 230 personas afectadas para que puedan acogerse a esta la línea de ayudas

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz pone en marcha, mediante la firma de un decreto de Alcaldía, la línea de ayudas económicas para el pago del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), comúnmente conocido como “plusvalía”, cuando éste es derivado de una transmisión por ejecución hipotecaria de vivienda habitual con anterioridad al 3 de mayo del 2012. La convocatoria entrará en vigor en los próximos días, y desde la semana que viene el Ayuntamiento se pondrá en contacto con 230 personas que el Consistorio ha identificado como susceptibles de poder acogerse a esta línea de ayudas.

La medida es fruto del acuerdo alcanzado entre los grupos municipales del PP y PNV, ya que la modificación de la Norma Foral de mayo del 2012 que establece como sujeto pasivo sustitutivo del contribuyente en el IIVTNU en los casos de ejecución hipotecaria de vivienda habitual a la persona física o jurídica que adquiera el terreno, no tiene carácter retroactivo.

La nueva línea de ayudas del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz comprenderá un porcentaje de bonificaciones sobre la deuda pendiente a fecha de la solicitud de las ayudas y se aplicarán al pago de dicha deuda del impuesto para minorar la liquidación correspondiente, que atendiendo al porcentaje de ayudas que corresponda en cada caso podrá suponer el pago total de la deuda.

La convocatoria tiene por objeto la concesión de ayudas individuales. Para cubrir las necesidades de la presente convocatoria, el Ayuntamiento habilitará crédito presupuestario con arreglo a una partida en el Departamento municipal de Asuntos Sociales y de las Perronas Mayores y Empleo (órgano para la concesión o denegación de las ayudas).

El 3 de mayo del 2012 entró en vigor la Norma Foral 7/2012 del 23 de abril de modificación de la Norma Foral 46/1989, estableciendo como sujeto pasivo sustitutito del contribuyente en el IIVTNU, en los casos de ejecución de hipotecaria de vivienda habitual, la persona física o jurídica que adquiera el terreno. Sin embargo, en las transmisiones efectuadas con anterioridad al 3 de mayo del 2012, el obligado pago de este impuesto sigue siendo la persona desahuciada, ya que la norma no tiene carácter retroactivo.

De hecho, además de estas ayudas económicas individuales que el Ayuntamiento pone ahora en marcha, “el Ayuntamiento viene realizando fraccionamientos de hasta 8 años para el pago de la deuda de este impuesto”, según ha explicado el concejal de Hacienda.

Requisitos de los solicitantes

  • Ser titular de una deuda del IIVTNU
  • Dicha deuda debe provenga de una transmisión que se haya producido como consecuente de una ejecución hipotecaria de vivienda habitual
  • La transmisión se haya producido con anterioridad al 3 de mayo del 2012

Lugar de presentación de solicitudes

La solicitud y documentación se podrán presentar en la Oficina de Atención Ciudadana especializada de Hacienda (ASIAC-Administrador de Servicios de Información y Atención al Contribuyente) desde el día siguiente de la publicación de la convocatoria en el BOTHA hasta el 31 de diciembre del 2013.

Importe de la ayuda

Para calcular el importe de la ayuda, se tendrán en cuenta los ingresos anuales de la unidad familiar y se aplicarán los límites de ingresos anuales establedcidos para el año 2013 en las Ayudas de Emergencia Social aplicables a pensionistas multiplicado por tres y en cualquier caso no debe superar en los ingresos las cuantías que aparecen en la tabla del Anexo I.

Tabla anexo I-Importe de la ayuda

Share