Banner principal (agosto 2012)

El Fondo Alavés de Emergencias destina 150.000 euros a cinco proyectos de cooperación en países afectados por el covid-19

  • Las proyectos de ONGs apoyadas por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava tendrán lugar en Siria, Congo, Ruanda, Guinea y Burkina Faso

 Audio concejal de Políticas Sociales Jon Armentia

El Fondo Alavés de Emergencia (FAE), constituido por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava ha aprobado destinar 149.800 euros en total a cinco proyectos de cooperación en países en desarrollo afectados por la pandemia del virus covid-19. Ambas instituciones han aprobado asimismo nuevas aportaciones al convenio por el que se constituye el FAE, con sendos 132.000 euros en el caso del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y 125.000 euros de parte de la Diputación Foral de Álava.

El concejal de Políticas Sociales, Jon Armentia, y la directora de Derechos Humanos e Igualdad de la Diputación Foral han presentado los proyectos aprobados hasta el momento, y han puesto en valor la “agilidad” y “efectividad” del FAE a la hora de apoyar a las organizaciones con sede en Álava que presentan sus proyectos y solicitudes para ser financiados.

Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales y Cooperación del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. “La cooperación al desarrollo, y en este caso el Fondo Alavés de Emergencias, es un elemento clave para hacer frente a las imprevisibles consecuencias que esta pandemia puede dejar en países donde la pobreza y la desigualdad merman las capacidades locales de respuesta ante el covid-19. Ahora más que nunca, hay que subrayar que el derecho a la salud es un derecho universal, un derecho que Vitoria y Álava defienden a nivel local e internacional”.

Nerea Melgosa, directora de Derechos Humanos e Igualdad de la Diputación Foral de Álava: «Hacemos este esfuerzo en un momento en que nuestras dos administraciones se enfrentan a un momento difícil debido al brusco descenso de los ingresos a consecuencia de la afección de la COVID-19 en la economía alavesa. Pero sabemos que nuestra ayuda a los países más pobres es más imprescindible que nunca, ya que sufrirán el mayor impacto de la enfermedad a medio y largo plazo».

Los proyectos financiados por el Fondo y presentados hoy, han sido los siguientes:

  • Alimentos, material de higiene y prevención y campañas de sensibilización a la población de la Región de Labé, en Fouta Djallon, en la República de Guinea. Las autoridades de ese país han reconocido que no están preparadas para luchar contra la pandemia por falta de material sanitario e infraestructuras. La entidad alavesa que ha solicitado la ayuda es la Asociación unión y apoyo del hablante de Pular (Hayal Pular), una entidad cuyos integrantes proceden precisamente de la región de Labé. La dotación para este proyecto es de 30.000 euros.
  • Intervención en Burkina Faso, en la provincia de Bam, especialmente en la ciudad de Kongoussi. Se trata de otro país que capea con unas infraestructuras sanitarias en estado deplorable. En esta región, en concreto, se concentra un importante número de personas desplazadas de otras áreas del país. La entidad ADRA, que tiene una organización local propia sobre el terreno, proporcionará materiales de prevención, la adquisición de equipos de protección y ayuda alimentaria para 300 hogares en situación crítica. La dotación para este proyecto es de 30.000 euros.
  • Aportación a UNICEF España, que de la mano de su brazo organizativo local en Siria, UNICEF Siria, va a hacer llegar, agua, saneamiento, higiene y material de protección en el marco de un macroprograma de ayuda a este país. En total, esta aportación será también de 30.000 euros.
  • Propuesta de la Asociación Africanista Manuel Iradier solicitó poder ayudar con un proyecto para paliar los efectos de las inundaciones en Uvira, en el Kivu del Sur, situado en el este de la República Democrática del Congo. Trabajará de la mano de la organización Pax Christi Uvira, una ONG con una trayectoria de 17 años, en la que se incluye trabajo con personas desplazadas y refugiadas y también en situación de emergencia, varias ya con el apoyo del FAE, precisamente. Esta vez, en el Congo van a aportar alimentación, ropa, enseres domésticos y también material de higiene y prevención de la COVID-19. La dotación para este proyecto es de 30.000 euros.
  • Actuación en Ruanda, concretamente para una intervención en Distrito de Kamonyi, provincia Sur. Una intervención que no está directamente relacionada con la pandemia, aunque también les afecta. Allí, desde hace varios años la estación lluviosa se ha caracterizado por lluvias torrenciales, inundaciones, vientos violentos y desplazamientos de tierra que cada año se incrementan y se agravan principalmente por el cambio climático. Medicus Mundi intervendrá con la provisión de colchones, mantas y esterillas, planchas de tejado y clavos, depósitos de agua y filtros solares potabilizadores de agua. Para ello recibirán del Fondo Alavés de Emergencia un total de 29.800 euros.

Share

El Fondo Alavés de Emergencia destina 39.900 euros a la población afectada por el conflicto armado en Camerún

  • La ayuda del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava servirá para proporcionar víveres, ropa y materiales de primera necesidad a 300 familias
El Fondo Alavés de Emergencia (FAE) constituido por del Ayuntamiento de Vitoria- Gasteiz y la Diputación Foral de Álava ha destinado 39.900 euros a proporcionar víveres, ropa y materiales de primera necesidad a personas damnificadas a consecuencia del conflicto armado en Camerún. En concreto, se ayudará a 300 familias de los barrios de Makepe, Bonaberi y Bepanda, pertenecientes al Departamento de Wouri, en la Región del Litoral.
Es la segunda vez en un año que se activa el FAE para hacer frente a la emergencia humanitaria que está teniendo lugar en este país africano. En los últimos años, se han recrudecido los enfrentamientos en las regiones noroeste y sudoeste de Camerún entre el ejército y grupos armados, que tienen como origen las demandas sociopolíticas y discrepancias de las zonas anglófonas de un país, de mayoría francófona, con el Gobierno central, que ha incrementado sus medidas de represión. Se han registrado secuestros, daños humanos en términos de violación de derechos humanos mediante matanzas, violencia contra mujeres y niñas, desapariciones, reclutamiento obligado de niños en las filas de combatientes y desplazamiento de la población. A todo ello hay que sumar saqueos de la propiedad y de negocios propios, devastación de campos, casas quemadas, confiscación del dinero ahorrado de la población y destrucción de algunos puentes. Esta violencia ha provocado alrededor de 3.000 personas muertas y más de 500.000 en situación de desplazamiento interno y refugiada en Nigeria.
La entidad solicitante de la ayuda del Fondo Alavés de Emergencia ha sido la Asociación Africanista Manuel Iradier. La entidad local que prestará la ayuda es la Association Coeur d ́Amour, que desde 2016 colabora con el proceso de recuperación y consolidación de la paz en la zona, y mantiene un proyecto de emergencia humanitaria para atender a las personas desplazadas y víctimas de la violencia.
El pasado mes de diciembre, 5.475 personas fueron obligadas a abandonar sus hogares a causa de la intervención militar y de los conflictos entre comunidades en la región noroeste. A todas las dificultades a las que se enfrenta la población de las regiones de habla inglesa, hay que sumar que en las últimas semanas varios envíos de ayuda destinados a aliviar la situación de las personas atrapadas en este conflicto han sido atacados y quemados, lo cual acrecienta el miedo entre las personas trabajadoras en entidades humanitarias de Camerún.
Share