Banner principal (agosto 2012)

Nuevo paso del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz en la implantación del teletrabajo

  • La aprobación del proyecto de teletrabajo permitirá la puesta en marcha de una experiencia piloto con 40 personas

 

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana el proyecto de teletrabajo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Este documento de referencia contiene todas las determinaciones relativas al trabajo municipal mediante modalidades no presenciales a través de las tecnologías de la información y la comunicación. Más allá de las experiencias que se han venido desarrollando en el último año ante necesidades puntuales derivadas de la pandemia, el proyecto de teletrabajo representa la consolidación de esta fórmula laboral, que podrá utilizarse en un marco organizativo regulado.

Tras ser haber sido analizado en una fase negociadora con la representación sindical de la plantilla municipal, la aprobación del proyecto de teletrabajo permitirá, en un primer momento, la puesta en marcha de una primera experiencia piloto con un grupo de 40 trabajadoras y trabajadores cuyos puestos sean susceptibles de utilizar esta modalidad a distancia. Esta primera experiencia, para la que se lanzará la pertinente convocatoria, comenzará previsiblemente el próximo mes de septiembre.

“Una Administración moderna necesariamente tiene que apostar por las nuevas tecnologías de la información y la administración digital. Entre los avances que nos aportan estas nuevas tecnologías está el teletrabajo, una fórmula con ventajas para las empleadas y empleados, para el Ayuntamiento y para la propia ciudadanía. En el último año hemos dado un salto importante en el uso de fórmulas de trabajo no presenciales. Ahora estamos en condiciones de dar un paso más en la implantación estable del teletrabajo, situándonos entre las ciudades que apuestan por él como fórmula de desarrollo sostenible en el marco de la agenda 2030”, ha señalado el teniente de alcalde y concejal de Recursos Humanos, Iñaki Gurtubai.

Entre las condiciones para poder realizar el trabajo de forma no presencial figuran la de tener suficientes conocimientos informáticos y telemáticos para el desarrollo de las funciones del puesto mediante esta modalidad, disponer en el lugar de teletrabajo de los sistemas de comunicación determinados por el Ayuntamiento o cumplir la normativa vigente en materia de seguridad y salud laboral en el espacio de teletrabajo.

Igualmente, se ha determinado una serie de tareas principales susceptibles de ser desarrolladas mediante teletrabajo como el estudio y análisis de proyectos, la elaboración de informes, la asesoría, la gestión de sistemas de información, el tratamiento de información gráfica (dibujo, planos, mapas…), la traducción o la mecanización de procedimientos. Por el contrario, no son susceptibles de ser desempeñados por teletrabajo puestos de atención e información ciudadana, tareas eminentemente manuales y presenciales o puestos de secretaría o de funciones eminentemente administrativas, entre otros.

La fórmula del teletrabajo podrá utilizarse de forma inicial con el límite temporal de un año como máximo, evitando de este modo posibles situaciones de desarraigo o dificultad para volver a la fórmula presencial. La jornada semanal de teletrabajo se distribuirá de manera que tres días como máximo se presten de forma no presencial y dos días sean presenciales, de acuerdo con la jornada y horarios habituales. Las personas teletrabajadoras se comprometen a ser objeto de un seguimiento sistemático, así como de una evolución al final del año para determinar los beneficios obtenidos y el nivel de cumplimiento de los objetivos marcados. A nivel material, el Ayuntamiento podrá proporcionar un terminal informático para la realización del trabajo, mientras que la persona trabajadora aportará una conexión a internet que garantice el desempeño de las funciones de su puesto.

La prestación de servicios mediante teletrabajo será voluntaria y reversible en cualquier momento sin perjuicio de que, como consecuencia de una revisión de la autorización dada por parte de la administración, se determine la finalización, modificación y suspensión temporal de esta fórmula.

El proyecto de teletrabajo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz establece el derecho a la desconexión digital del personal que utilice esta modalidad, respetando su tiempo de descanso e intimidad personal fuera de la franja de disponibilidad que se establezca.

 

Share

La seguridad de la plantilla y el mantenimiento del servicio público, prioridades del departamento de Recursos Humanos durante la crisis sanitaria

Audio Iñaki Gurtubai sobre MEDIDAS RECURSOS HUMANOS CORONAVIRUS

 

Garantizar la seguridad en el ámbito de trabajo y generar las condiciones más adecuadas para que poder seguir prestando los servicios públicos han sido las prioridades del equipo de gobierno en el ámbito de la gestión de la plantilla municipal durante la emergencia sanitaria motivada por el coronavirus.

 

El concejal de Recursos Humanos, Iñaki Gurtubai, ha recordado que el 3 de marzo se comenzaron a tomar las primeras decisiones de adaptación de las condiciones laborales de la plantilla, pese a no disponer de cobertura normativa de referencia al respecto. La primera medida fue determinar que no fuera a trabajar cualquier persona con síntomas compatibles con coronavirus y a los pocos días se habilitaron opciones de flexibilización laboral necesarias para la conciliación laboral tras el cierre de centros educativos. Igualmente, desde un primer momento se reforzaron los sistemas de higiene en lugares de trabajo

 

Antes del 14 de marzo y la declaración del estado de alarma también se habían dado importantes pasos para redimensionar el sistema de teletrabajo, que actualmente cuenta con mas de 750 personas usuarias de aplicaciones en remoto. Posteriormente, también se estructuró el esquema de trabajo por turnos en los diferentes centros donde había que garantizar la no concentración de personas. El 30 de marzo, con la habilitación del permiso retribuido para trabajadoras y trabajadores no esenciales se readaptó la organización de la plantilla municipal a las nuevas circunstancias.

 

Actualmente, finalizada la fase del permiso retribuido, se mantienen las medidas de higiene, distanciamiento social, teletrabajo y flexibilidad como principales herramientas.

 

“Hemos tenido que tomar decisiones con mucha celeridad, casi día a día, para garantizar la seguridad de la plantilla y para que el trabajo se pudiera desarrollar. La gravedad de la crisis y el contexto nos legitimaban para ello y los objetivos se han cumplido razonablemente bien”, ha afirmado Iñaki Gurtubai

 

De cara a la fase de desescalamiento y la vuelta a la normalidad en el ámbito de los recursos humanos los objetivos se mantienen. “Vamos a intentar hacer el mejor servicio público garantizando la seguridad de los trabajadores”, recalca Gurtubai, que ha puesto en valor la interlocución con el Comité de Empresa, a quien se ha comunicado previamente la mayor parte de medidas adoptadas y con quien se cuenta para consensuar las medidas de desescalada

 

De cara a la disposición de equipos de protección individual para la plantilla, el concejal de Recursos Humanos ha valorado el esfuerzo llevado a cabo para garantizar este suministro. “Hemos tenido en cualquier momento el material de protección necesario según los protocolos vigentes en cada momento, que determinan las autoridades sanitarias y estatales. Incluso hemos llegado a dar más material del que era necesario”, ha apuntado Iñaki Gurtubai.

 

Junto a las medidas de desescalada, el concejal de Recursos Humanos ha marcado diversos retos de futuro para la fase posterior a la pandemia. Por una parte, el proceso de jubilaciones, más numerosas que en otras épocas, obligará a seguir preparando las nuevas ofertas de empleo. Paralelamente, la revolución tecnológica y el incremento de gestiones online repercutirán en la mejora de la administración digital. Del mismo modo y aprovechando la experiencia que actualmente se está desarrollando en materia de teletrabajo, se avanzará en este campo para que esta opción se pueda utilizar con absoluta normalidad.

 

Share