Banner principal (agosto 2012)

Los bomberos extinguieron el fuego latente en la estructura de madera de una casa en Lagrán

Los bomberos de Vitoria extinguieron el fuego latente en la estructura de madera de una casa de Lagrán, que se produjo, en la mañana del domingo, tras un incendio en la chimenea de este edificio de tres plantas y varios anexos.

El aviso se recibió en el parque minutos antes de las diez de la mañana de ayer domingo y cuando llegaron los bomberos el fuego de la chimenea había sido controlado por los vecinos, aunque se encontraba latente en la estructura de la casa. Tras estabilizarla con puntales, procedieron a la extinción del fuego y saneamiento de la misma, para lo que tuvieron que descarnar un muro de carga de aproximadamente tres metros en sentido longitudinal y 40 cm de altura. Sanearon la estructura hasta la madera sana para evitar reigniciones, que ya se estaban produciendo en varios cuartones, vigas y puntales. Los bomberos de Laguardia tomaron el relevo para seguir con el saneamiento de la estructura y SPEIS de Vitoria se retiró a las 13.26 horas.

Los principales daños se produjeron entre la primera planta y la segunda, en el encuentro de cuarterones con el muro de carga de la estructura, que en ese punto era hueco por tratarse de una puerta tapada con posterioridad. Se habían quemado casi en su totalidad el dintel y los postes de la antigua puerta afectando a las cabezas de los cuarterones. El fuego no afectó a la estructura del tejado y, posteriormente, los bomberos de Laguardia descubrieron daños entre la planta baja y la planta primera, en lo que sería el suelo de la cocina de un anexo al edificio principal.

Los bomberos acudieron a primeras horas de la tarde de ayer para revisar el incendio registrado en una vivienda del paseo de Estrasburso, causado por una manta eléctrica y que se extendió al colchón, sábadas y nórdico. Practicaron mediciones, que resultaron negativas.

También acudieron ayer a la calle Adriano VI, porque se había activado una alarma de incendios, pero el explosímetro no detectó niveles anormales, y a la plaza de la Antonia para limpiar el derrame de aceite que había ocasionado algún vehículo con problemas mecánicos.

Averías de calderas

El mal funcionamiento de dos calderas de calefacción hizo necesarias sendas intervenciones de los bomberos el pasado sábado. Desde la calle Reyes de Navarra, a las 9.59 horas, se solicitó la ayuda de los bomberos para realizar mediciones de CO, porque el ambiente de la cocina de una vivienda estaba cargado y la propietaria se encontraba mal.

Pusieron en marcha la caldera y tomaron mediciones con el exposímetro, que dieron ausencia de CO pero deficiencia de oxigeno, bajando hasta 19´´70%, por lo que informaron a los propietarios que tenían que llamar al servicio técnico de la caldera para revisarla, mientras tanto, si se pone en funcionamiento, deberán permanecer con la ventana abierta. 

La preasencia de humo en el cuarto de calderas de un edificio de la calle Paula Montal fue el motivo de la segunda intervencion de los bomberos, a las 16.19 horas del pasado sábado. Dada la gran cantidad de humo existente se tuvo que ventilar para que pueda acceder el tecnico para efectuar la reparación pertinente. Antes, los bomberos habían hecho una medición comprebando la normalidad de la atmosfera respirable, por lo que el personal técnico pudo acometer la reparación.

Dos niños encerrados en un baño

Dos niños se quedaron encerrados en un baño de una vivienda de la calle La Florida, que tenía ligeramente deteriorado el mecanismo del pestillo de la manilla, lo que motivó el aviso a los bomberos que con ayuda de un cincel y un martillo abrieron la puerta.

También acudieron el sábado a la calle Postas, porque un trozo de la jardinera de piedra del quinto piso estaba desprendido y a punto de caer, además una tabla del techo de la terraza de sexto piso también presentaba riesgo de caída. Los bombero retiraron ambos peligros e informaron al administrador y a varios vecinos del problema de las jardineras y de la necesidad de revisarlas.

Se requirió la ayuda de los bomberos porque una persona mayor no respondía a las reiteradas llamadas a su domicilio en la calle Castillo de Quejana, pero no llegaron a intervenir, porque se la localizó fuera de la vivienda.

Los bomberos acudieron el pasado viernes a la calle Nueva Fuera, porque en un aviso se informaba de la caída de cascotes a la vía pública. Revisaron la fachada y eliminaron los peligros, pero, ante el estado ruinoso del edificio, se avisa al subinspector de guardia quien aconseja proteger la zona con unas vallas y pasar un informe a edificaciones.

En la calle Polvorín Viejo, los bomberos accedieron, con ayuda de la autoescala, para retirar una teja que estaba a punto de caer, pero comprobaron que esta teja forma parte de la estructura de la cubierta y se encuentra bien sujeta.

Quemaduras por el agua de un radiador

La fuga de un radiador ocasionó al propietario de la vivienda siniestrada serias quemaduras en ambas manos por el agua caliente del radiador, además de la inundación del piso, localizado en la avenida de Gasteiz. Los bomberos ayudaron a retirar el agua y cubrieron las manos del herido con dos paños limpios, mientras pidieron a SOS deiak una ambulancia, cuyo personal se encargó de la asistencia sanitaria.

Búsqueda en Lapuebla

A lo largo del fin de semana los bomberos de Vitoria han colaborado en las labores de restreo por tierra y agua para localizar a la persona desaparecida en las aguas del Ebro en la localidad de Lapuebla de Labarca, con resultado negativo. Parte Bomberos 16-12-2013

Share