Banner principal (agosto 2012)

Los bomberos apagaron el incendio en la cocina de una vivienda en Zaramaga, que causó importantes daños

Los bomberos extinguieron ayer el incendio que se declaró en la cocina de una vivienda en Zaramaga, que pudo comenzar en una sartén y extenderse a la campana extractora, que prendió con virulencia y causó importantes daños por el calor y el humo en este espacio.

El aviso se recibió en el parque minutos antes de las dos de la tarde del domingo, desde la calle Laguardia. Los bomberos accedieron a la vivienda con equipos de respiración autónomos y una manguera de 25 mm. Como en la parte superior de la caja de escalera había mucho humo colocaron un ventilador que limpió el aire en unos minutos. Ayudaron a bajar a la familia que vive en el piso superior, pues había entrado humo en su casa por una ventana abierta.

Tras apagar el fuego con agua, comprobaron que la cocina había quedado muy dañada por calor y humo y el resto del piso, principalmente, por humo, que también dejó marcas en el descansillo de la escalera. Revisaron el resto de la escalera y cuando estimaron ya no había peligro retornaron al parque. Durante la intervención estuvo presente una patrulla de la Policia Local.

Fuga provocada de tres bombonas de butano

La Ertzaintza solicitó la presencia de los bomberos tras detectar que había tres bomboras de butano fugando en una vivienda en la zona de San Cristóbal. El aviso se recibió a la 1.29 horas del pasado domingo y, ya en el lugar, los policías les comentaron que una persona les había avisado, asegurando  que había abierto algunas bombonas de gas butano en su domicilio y que el edificio iba «a saltar por los aires».

Los bomberos contactaron con esta persona, ya retenida por la policía, para ampliar la información sobre el suceso y la Ertzaintza les indicó que había accedido a la vivienda y, tras comprobar que efectivamente había una bombona fugando y otras dos en diferentes estancias, habían abierto una ventana para ventilar y solicitado presencia de los bomberos, que accedieron con una línea de protección de agua, explosímetros y emisoras para atmósferas explosivas.

Tras comprobar la veracidad de la información facilitada se cierra la bombona que estaba fugando y se extraen las tres al exterior. No se detectó rango de inflamabilidad en los explósimetros, posiblemente debido a la gran ventilación provocada por la eficaz intervención de la policía al abrir la ventana y la puerta de la calle. Posteriormente comprobaron en todas las viviendas del edificio que no existía ningún peligro de inflamabilidad ni explosividad  y la Ertzaintza se hizo cargo de las llaves de la vivienda y de las tres bombonas retiradas.

Los bomberos realizaron ayer domingo otras dos intervenciones para apagar dos fuegos más: en un buzón de recogida neumática en el Casco Viejo y en un árbol en la calle Olaguibel. Minutos antes de las once de la mañana de ayer domingo se recibió un aviso informando que salía humo de un dispositivo de recogida neumática de basura de comercios, localizado en la confluencia de la calle Cuchillería y el Cantón de Santa María. En el lugar se encontraban un operario de la empresa de recogida neumática y agentes de la Policía Local cuando los bomberos extinguieron el fuego con agua.

También apagaron con agua el fuego que a las 22.13 horas de ayer se declaró en la parte alta del tronco de un árbol en la calle Olaguibel. Horas antes los bomberos acudieron a la calle San Ignacio para retirar un letrero luminoso con peligro de caída, ya que tenía la pletina doblada y sostenido únicamente por dos tirafondos. La Policía Local, presente durante la intervención, se encargó de contactar con el dueño del local.

Desprendimiento de fachada

El desprendimiento de elementos de una fachada de la calle Olaguibel hizo necesaria una intervención de los bomberos a las 11.30 horas del pasado sábado. Revisaron el alero afectado y quitaron aproximadamente un metro de tabla junto al canalón. Al subir con la auto escala observaron que una de las antenas estaba caída sobre el tejado, pero parecía que no estaba suelta, sino rota por el óxido de la base y los vientos la sujetaban. Contactaron con el administrador de la comunidad y le hicieron las observaciones oportunas sobre la antena y el canalón.

Una persona mayor caída en su domicilio en la plaza pepe Ubis pidió ayuda a los bomberos, que en el lugar intentaron acceder con la autoescala, pero al no ser posible se intenta abrir la puerta con un cerrajero y a la vez se va montando desde la cubierta una cuerda para descolgarse por la fachada. Finalmente se consiguió abrir la puerta y facilitar el acceso a la familia y a los servicios sanitarios al interior de la vivienda.

Desde la calle Ricado Buesa se recibió un aviso que informaba que salía humo de una vivienda a las 17.57 horas del sábado, pero cuando llegaron al lugar, la Policía Local les confirmó que habían conseguido entrar en la vivienda y retirado del fuego una cazuela.

También se realizaron cuatro intervenciones el pasado viernes: a las 10.39 horas para retirar unas contraventanas sueltas por el viento y con peligro de caer a la vía pública en la calle Ignacio R. Luzuriaga; a las 11.07 horas para revisar el emplazamiento donde realizarán maniobras en Yurre; a las 18.28 horas inspeccionaron con explosímetro las arquetas de la calle Diputación, con resultados negativos y a las 19.05 acudieron a Elciego para inpeccionar un incendio que se originó en un ribazo, pero se extingió sin la intervención de los bomberos de Vitoria-Gasteiz. Parte Bomberos 17-02-2014

 

 

Share