Banner principal (agosto 2012)
Categorías: Notas de prensa  —  Etiquetas: , ,   —  Komunikazio Zerbitzua / Servicio de Comunicación  —  22 marzo 2018 10:34

La sociedad municipal aprovecha la jornada para hacerse eco de un llamamiento universal por el derecho humano al agua y para hacer balance de la gestión del agua en nuestra ciudad en el último año.

Cartel Día Mundial Agua 2018

 

Hoy se celebra el Día Mundial del Agua, una jornada propuesta por Naciones Unidas a la que se suman el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la sociedad municipal AMVISA. De entre los muchos mensajes que en este día recuerdan las diferencias que existen en el acceso al agua potable y el saneamiento a nivel mundial – retos pendientes todavía hoy y por ello incluidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible – destaca el hecho de que 2.100 millones de personas no disponen de agua gestionada de forma segura. Y es que solamente una gestión segura, eficaz y eficiente del ciclo del agua permite a pueblos y ciudades desarrollarse, mejorar sus indicadores de salud pública y hacerlo, además, de forma sostenible.

Con el fin de contribuir a paliar esa situación, AMVISA aporta anualmente el 1% de su presupuesto (aproximadamente 250.000 euros) para la financiación de proyectos de abastecimiento y saneamiento en otros continentes. Así, en 2017 se apoyaron los proyectos: introducción del agua potable en San Benito, Los Encuentros y El Cortijo en El Salvador, construcción del sistema de acueducto comunitario de Las Veredas, fase 2 en Colombia y agua para la población de Thieppe, II Fase en Senegal. También se contribuyó, a través del Fondo Alavés de emergencia a paliar la sequía en Etiopía.

“AMVISA sigue aplicándose en prestar un servicio con las máximas garantías de calidad, no sólo en lo referente al agua potable, sino también al conjunto de procesos de distribución, saneamiento y depuración, atención ciudadana y compromiso con la ciudad y el medio ambiente”, explica la presidenta de AMVISA, Jaione Aguirre.

El año 2017 se cerró con un nuevo mínimo histórico en el volumen de agua entregada desde la potabilizadora de Araka a la red de distribución de la ciudad: 17.974.000 de metros cúbicos, un descenso del 0,65% respecto al año anterior. Esto ha sido posible gracias a que los consumos se han mantenido estables, pese al incremento de población, y a que en la red de Vitoria-Gasteiz se pierde menos agua que nunca: el 91,30 % del agua introducida en la red es utilizada eficientemente en los distintos usos y, si se tiene en cuenta que los contadores que controlan esos usos por razones técnicas de precisión miden “de menos”, se puede afirmar que más del 95% del agua suministrada a la red llega a su destino final. De acuerdo con los datos del “XIV Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España 2016”, realizado por la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), el volumen de agua no controlada en el conjunto de ciudades del país se situaba entre el 20 y el 25%, lo que coloca a Vitoria-Gasteiz entre las ciudades con menores pérdidas reales del Estado (por debajo del 5%).

Por otro lado, por primera vez la dotación general se ha situado por debajo de los 200 litros por habitante y día, concretamente 197,8 litros. La mayoría de este consumo (el 58%) sigue correspondiendo a los hogares, que han presentado un consumo doméstico medio de 107 litros por habitante y día (106,3 litros si nos referimos exclusivamente al núcleo urbano, prácticamente igual que el año anterior). Además, 15 de los 28 barrios de la ciudad, excluyendo las zonas rurales, han registrado consumos inferiores a la media, y seis de ellos (Arana, Arantzabela, El Pilar, Zaramaga, Salburua y Zabalgana) no han alcanzado los 100 litros diarios de consumo por habitante. Frente a los datos del Estudio de AEAS, que arrojaban un consumo doméstico por persona de 139 litros en el ámbito nacional (uno de los más bajos de Europa), se puede afirmar que la población de Vitoria-Gasteiz sigue haciendo un uso muy eficiente del agua y que esa cultura de la eficiencia se va extendiendo al resto de sectores.

 

Share