Banner principal (agosto 2012)

El departamento de Hacienda ha tomado decisiones económicas por valor de más de 80 millones de euros para hacer frente a las consecuencias de la pandemia

 

  • Iñaki Gurtubai señala que la adecuación del Presupuesto a la nueva situación no afectará a la salud pública, ni a las políticas sociales, ni a la promoción del empleo, el comercio y la actividad económica

Declaraciones Iñaki Gurtubai

Mitigar las consecuencias económicas de la crisis sanitaria del coronavirus ha sido una de las prioridades del gabinete Urtaran y para ello ha venido tomando decisiones con una repercusión económica superior a los 80 millones de euros en las últimas semanas. Así lo ha expuesto el concejal de Hacienda, Iñaki Gurtubai, que marca entre sus principales objetivos de futuro el de aplanar la curva de la recesión y el déficit.

Las medidas fiscales han sido una de las principales herramientas del equipo de gobierno para las mitigar consecuencias de la actual crisis en el bolsillo de las familias y las cuentas de las empresas locales. Para ello, se han ampliado hasta septiembre los periodos de pago del impuesto de bienes inmuebles, el de vehículos, la tasa de basuras y las tasas de veladores, vertidos industriales, conservación de cementerios, entrada de vehículos (vados) y concesiones.

Estos aplazamientos suponen una inyección de liquidez a la economía de las familias gasteiztarras de aproximadamente 70 millones de euros. Junto a los cambios en el calendario de pago de tributos, se ha suspendido el cobro de la tasa de veladores hasta que la hostelería recupere la normalidad. Tampoco contará el Ayuntamiento con los ingresos derivados de la OTA y las tasas de los mercados de Lakua, Simón Bolívar y coleccionismo. Igualmente, se ha establecido la gratuidad de diversos aparcamientos para personal asistencial y sanitario.

Otra importante inyección de liquidez es la derivada de la agilización al máximo de pago a proveedores. Ello permitió que a finales de marzo se pagaran un total de 11.539.152 euros a empresas y autónomos. También el departamento de Hacienda ha facilitado las gestiones para el adelanto en el pago de ayudas económicas a personas y familias por valor 866.921 euros.

Conceptos como la devolución de parte de los abonos de la red de teatros (124.412 euros), el no cobro de cuotas de las Escuelas Infantiles Municipales durante el estado de alarma y la reducción del 40% de las cuotas del Conservatorio de Danza Jose Uruñuela también han tenido incidencia en este balance económico.

 

Rigor económico

La buena gestión económica de años anteriores ha sido fundamental, en palabras del concejal de Hacienda, para que todo esto sea posible. En plena crisis del coronavirus se procedió a la liquidación del Presupuesto de 2019, unas cuentas que se saldaron con un ahorro neto de 12,7 millones de euros. Esta cantidad, sumada a otras variables, ha permitido incorporar a al actual Presupuesto remanentes de tesorería por importe de 34.718.742 euros.

“La incorporación de este remanente positivo va a permitir al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz culminar obras y proyectos en marcha y afrontar con mayor fortaleza una situación inédita, también en lo económico”, ha subrayado Iñaki Gurtubai, que cifra en 390.000 euros el gasto que el Ayuntamiento ha asumido en adquisición de materiales de protección frente al COVID-19 y refuerzos de personal sociosanitario en lo que llevamos de crisis.

A partir de ahora, el concejal de Hacienda considera fundamental que, junto a la reducción de la curva de contagios, el Ayuntamiento tenga protagonismo a la hora de aplanar las curvas de la recesión económica y el déficit que van a tener que afrontar todas las Administraciones Públicas.

 

Previsiones de futuro

Tal y como ya adelantó el alcalde, el Ayuntamiento tiene la voluntad de hacer un esfuerzo singular hacia las PYMES, autónomos y sector comercial, hostelero y turístico de Vitoria ante las consecuencias que sobre su actividad está teniendo el estado de alarma. Por ello, el departamento de Promoción Económica no va a sufrir los ajustes que necesariamente van a darse en otras partidas del Presupuesto 2020.

Es un compromiso que se asume en un contexto que apunta a una importante reducción de los ingresos municipales previstos para este año. La Diputación Foral de Álava ya ha adelantado que la aportación que realiza vía FOFEL al Presupuesto municipal sufrirá una caída superior al 15%. Igualmente, una primera estimación sobre la pérdida de ingresos propios (en función de la duración de las medidas restrictivas) sitúa esta cifra en torno a los 10 millones de euros.

“Es necesaria una completa revisión del Presupuesto 2020 que ya hemos iniciado con medidas de control de gasto cuyo objetivo es aplanar la curva del déficit”, ha adelantado Iñaki Gurtubai. Esta revisión se realizará bajo tres prioridades: no reducir las partidas que afectan a la salud pública, no reducir el esfuerzo económico en políticas sociales y actuar del mismo modo en materia de empleo, comercio y promoción económica. El concejal de Hacienda ha invitado a todos los Grupos políticos a participar en los acuerdos necesarios para reconfigurar el Presupuesto.

 

 

Share