Banner principal (agosto 2012)

Los apartamentos tutelados para personas mayores recurren a la musicoterapia “para romper la soledad y bajar el volumen de las malas noticias”

Los apartamentos tutelados municipales, en los que viven 173 personas mayores, han echado mano de la musicoterapia “para romper la soledad y bajar el volumen de la malas noticias” que desde hace semanas acompañan el día a día de la ciudadanía, a cuenta del coronavirus.

La musicoterapia forma parte del cuidado y rutinas habituales de las personas mayores en los centros municipales. Es por ello que no podía faltar en esta situación tan excepcional que toca vivir. «Gracias a ella bajamos el volumen de las noticias preocupantes que nos rodean y generamos sentimientos más positivos y alegres”, aseguran los equipos profesionales encargados de atender estos recursos que han elaborado un vídeo donde recogen esta experiencia.

El cuidado y la implicación de los equipos de trabajo de atención directa y de animación y la labor de una musicoterapeuta están generando una respuesta muy positiva en las personas mayores. “La música les ayuda a compartir una experiencia alegre con sus vecinos, con los que se ven en los pasillos, desde sus puertas, en un espacio que la música tiñe de normalidad, calma y alegría, rompiendo con el aislamiento. Además, esta actividad, que poco a poco se va colando en sus rutinas diarias, se ha convertido en una buena excusa para arreglarse un poco más, recordar y pedir canciones o bailar una coreografía a distancia con sus vecinos y vecinas”.

Sin positivos

El departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia dispone de 7 complejos de apartamentos tutelados en los que residen 173 personas de 65 o más años que tienen reconocido un grado 1 de dependencia. Desde que comenzó la crisis sanitaria, en estos alojamientos municipales sólo se ha registrado un caso positivo por Covid-19, ya superado.

Share