Banner principal (agosto 2012)

Policía Local intensifica los controles de velocidad y sitúa el radar móvil fuera de los puntos señalizados

Policía Local ha intensificado en las últimas semanas su labor de control de la velocidad con el radar móvil; un paso más para velar por la seguridad vial, objetivo del Plan Estratégico Municipal de Seguridad Vial 2018-2023.

Desde hace varias semanas, los agentes adscritos a la Unidad de Radar y Control de Tráfico, del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados, ubican el radar móvil no sólo en los puntos habilitados y señalizados, sino también en otros donde mediante el control de aforadores se han detectado velocidades que superan los límites de velocidad permitidos. Así lo certifica un estudio realizado desde comienzos de año con la colaboración del Servicio de Tráfico.

La Policía Local ha observado que la delimitación de los puestos del radar móvil es ineficaz porque los conductores, conocedores de su ubicación y advertidos de su posible presencia, tienden a reducir la velocidad al paso por estos puntos y una vez superados la vuelven a incrementar.

Además, conocer de antemano la ubicación del radar va en detrimento de la seguridad vial en el resto de las calles de la ciudad, donde los conductores saben no se realizan los controles. Por todo ello el radar móvil ha ampliado su actuación a otros puntos no señalizados y, además, trabajará de manera más intensa en las zonas 30, donde también se ha detectado que no se respeta dicho límite.

Estudio de velocidades

El estudio de Policía Local y Tráfico, en el que se basan estas decisiones, ha contabilizado en las calles controladas por aforadores algo más de un centenar de vehículos circulando entre 50 y 60 km/h. El grueso de las infracciones se centra en el tramo comprendido entre los 60 y 70 km/h donde se registraron 6.500 vehículos; mientras que cerca de 1.900 personas lo hicieron entre 70 y 80 km/h. El número se reduce en el tramo entre 80 y 90 km/h, con casi 400 infracciones, y un centenar de conductores circulando a más de 90 km/h.

En el entorno urbano la velocidad máxima permitida es de 50 km/h, aunque en la capital alavesa también hay calles 30 en las que no se puede superar este límite. Quien sea “cazado” cometiendo esta infracción se arriesga a una sanción administrativa castigada con una multa de entre 100 y 600 euros. Por otro lado, en lo que va de año Policía Local ha investigado a 6 conductores por cometer un delito contra la seguridad vial al circular a una velocidad superior a los 110 km/h.

Share

Nuevo radar pedagógico en Mendiola

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, en coordinación con la Junta Administrativa de Mendiola, ha colocado un radar pedagógico en este pueblo. El medidor, que indicará la velocidad a la que circulan los vehículos a título informativo, se ha instalado después de que el Servicio de Tráfico haya analizado la situación durante varios meses utilizando aforadores. Estos medidores han contabilizado tanto el número de vehículos que circula por la zona y la velocidad en la que lo hacen.

“A través de esta medida esperamos contener y reducir la velocidad a la que circulan los coches que pasan por el pueblo de Mendiola, la mayoría de ellos no residentes en la zona. Nos vemos obligados, una vez más, a pedir a los conductores y las conductoras que transiten a menor velocidad cuando pasan por los pueblos que componen nuestro municipio. La gente, en ocasiones, no es consciente de que circula por una carretera local en la que puede haber gente cruzando, animales, niños y niñas jugando… Pedimos prudencia y responsabilidad”, ha explicado la concejala de Zona Rural, Miren Fernández de Landa.

 

 

Share

El Ayuntamiento estudia invertir la recaudación obtenida por sanciones del radar móvil en mejoras de seguridad de las carreteras

El concejal de Seguridad Ciudadana, Iñaki Prusilla, ha anunciado que el Ayuntamiento está estudiando la posibilidad de invertir la recaudación derivada de las sanciones del radar móvil en medidas de mejora de la seguridad del tráfico en la vía pública. Recientemente, el equipo de gobierno anunció un cambio en el funcionamiento de este dispositivo de la Policía Local ampliando sus opciones de ubicación más allá del listado de 40 puntos concretos que se especificaron en 2013. Paralelamente, se está analizando una fórmula para destinar los ingresos derivados de la actividad del radar móvil directamente a inversiones relacionadas con la seguridad vial.

“Ampliar las posibilidades de ubicación del radar móvil es una decisión cuyo único objetivo es evitar accidentes. Mantener las localizaciones que en su momento se establecieron, de manera permanente, conocida y rígida, es una medida que no facilita la prevención de la siniestralidad. Al fin y al cabo, se estaba transmitiendo la idea de que no importa superar la velocidad permitida en el resto de las calles de la ciudad, algo que hemos podido comprobar con datos”, ha señalado el concejal de Seguridad Ciudadana.

En este sentido y ante las demandas formuladas por el vecindario de la calle Alto de Armentia, hace poco se instaló allí un aforador (o medidor de velocidad) cuyos datos demostraron que el 45,76% de los coches que circulaban en sentido de entrada a la ciudad lo hacían a más de 50km/h. De ellos, el 11,46% superaba los 61Km/h. Estos resultados han movido a la Policía Local a llevar a cabo una campaña especial de control de la velocidad en esta zona mediante el uso del radar móvil.

También se están llevando a cabo mediciones de velocidad en otras vías en las que existen quejas (especialmente en las entradas de la ciudad). Paulatinamente, se irá colocando el vehículo radar en aquellos lugares en los que se considere necesario, de acuerdo con la información obtenida de los accidentes conocidos y los análisis de siniestralidad, la evaluación de riesgo y de las infracciones detectadas, así como de las sugerencias de la ciudadanía.

“Para mejorar la prevención en materia de Seguridad Vial, lo principal es la concienciación de las personas conductoras y el respeto de la velocidad máxima establecida, independientemente de que se conozcan o no los lugares habituales donde se instala el radar móvil. Eso sí, mientras avanzamos en este objetivo, flexibilizar la ubicación del radar móvil es una medida orientada a la prevención de accidentes, la protección a los peatones y la minimización de las molestias al vecindario derivadas del tráfico a velocidad excesiva”, ha concluido Iñaki Prusilla.

Share

El Gabinete Urtaran estudia cambios en el funcionamiento del radar móvil de la Policía Local

 

  • Próximamente se medirá la intensidad y velocidad del tráfico en la calle Alto de Armentia para valorar la intervención del radar en esta zona

El teniente de alcalde, Borja Belandia, ha anunciado que el equipo de gobierno está analizando las opciones de modificar el funcionamiento del radar móvil de la Policía Local ampliando sus opciones de ubicación más allá del listado de 40 puntos concretos que se especificaron en 2013. La pretensión del Gabinete Urtaran es no limitar a esa serie de puntos fijos la presencia del radar en la vía pública, pudiendo intervenir con mayor margen de maniobra en aquellas situaciones donde se detecta exceso de velocidad, especialmente en las entradas de la ciudad.

“Estamos detectando una pérdida de eficacia en la labor del radar móvil porque, a fuerza de conocerse sus posibles ubicaciones, los vehículos solo reducen la velocidad en esos puntos. La seguridad del tráfico en Vitoria-Gasteiz no es una cuestión que se pueda limitar a un listado de cuarenta puntos, tenemos que estudiar las posibilidades de ampliar las zonas de control porque lo que está en juego es evitar accidentes”, ha señalado Borja Belandia.

El servicio de Tráfico colocará próximamente un dispositivo de medición del paso de vehículos en la calle Alto de Armentia, una de las principales entradas a la ciudad. Este aparato, denominado aforador, permite contabilizar vehículos y medir velocidades con el fin de confirmar si hay coincidencia entre la sensación de velocidad excesiva del tráfico en una zona y la realidad de esa velocidad.

Esta medida se deriva de una serie de quejas recibidas en el Buzón Ciudadano en las que se pone de manifiesto el incumplimiento de los límites de velocidad en la entrada de vehículos a la ciudad por Armentia. En caso de confirmarse un problema de velocidad excesiva del tráfico en este tramo de carretera, se valorará la posibilidad de colocar en la zona el radar móvil.

 

Share