Banner principal (agosto 2012)

Policía Local. Una niña de 13 años herida grave al ser atropellada por un turismo, conducido por un varón que circulaba bajo los efectos del alcohol

Una niña de 13 años resultó herida grave tras ser atropellada por un turismo conducido por un varón que circulaba bajo los efectos del alcohol. Además la Policía Local detuvo a tres varones, dos por agesión con arma blanca y otro por violencia de género hacia su pareja.

La Policía Local informa que sobre las 17.15 horas del pasado vienes, una niña de 13 años fue atropellada por un turismo en la calle Baiona, cuando comenzó a atravesar la calzada fuera de los pasos habilitados al efecto y un vehículo que se aproximaba no pudo evitar el accidente. Debido al atropello la peatona perdió la consciencia y fue trasladada al Hospital de Santiago por servicios sanitarios de urgencia. Por su parte, el conductor fue sometido a las pruebas de alcoholemia obligatorias al estar implicado en un accidente de circulación, arrojando un resultado positivo.

Un varón de 35 años fue detenido por un delito de violencia de género contra su pareja, sobre las 10.35 horas del pasado viernes, en el barrio de Zaramaga. La agresión se produjo en la madrugada de este mismo día en el domicilio que compartía la pareja y debido a ella, la mujer tuvo que recibir asistencia médica en un centro hospitalario de Vitoria-Gasteiz. Tras la detención el varón pasó ayer a disposición judicial.

Agresión con arma blanca

Otros dos varones de 47 y 45 años, respectivamente, fueron detenidos, sobre las 15.00 horas, del pasado viernes, al estar implicados en una agresión con arma blanca. Los hechos sucedieron en la zona de Zabalgana, cuando ambos comenzaron a discutir y esgrimieron sendas armas blancas. Una vez personados los agentes municipales en el lugar, fueron separados y detenidos, imputados por un delito de agresión con arma blanca.

En la madrugada del domingo, un varón de 42 años fue detenido por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa. Los hechos sucedieron en un comercio de la zona de Badaia, cuando agentes del servicio, alertados por testigos presenciales, localizaron a un varón que intentaba acceder a un establecimiento comercial de la zona. Una vez en el lugar se pudo comprobar como la puerta de acceso al local presentaba daños compatibles con las herramientas usadas por el varón, por lo que se procedió a su detención.

La Policía Local intervino en 28 accidentes de tráfico. Además de la adolescente atropellada el viernes, un ciclista  de 63 años resultó herido leve, a las 9.50 horas de ayer domingo, en un accidente que se produjo, en la confluencia de la N-104 y A-132, al perder el control de la bicicleta en la que circulaba y caer a la calzada. Desplazados los servicios de urgencia hasta el lugar, determinaron su traslado al Hospital Txagorritxu, en principio con heridas leves.

A lo largo del fin de semana la Policía Local imputó a siete personas por delitos contra la seguridad víal: 4 por alcoholemias positivas y 3 por circular sin carné.

Un hombre de 32 años fue detenido, sobre las 1.45 horas del pasado viernes, por un delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Los hechos sucedieron en la confluencia de la calle Paraguay con plaza de la Constitución, cuando agentes de la Ertzaintza observaron como el conductor de una furgoneta circulaba de forma irregular y con un piloto trasero fundido. Una vez trasladado a la Unidad de Atestados del Servicio de Policía Local, se le realizaron las pruebas de detección alcohólica pertinentes, donde arrojó tasas de 0.90 y 0.80 mg/litro de aire espirado. Por lo que fue imputado por el correspondiente delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

 Ese mismo día, sobre las 12.39 horas, otro varón de 46 años era imputado por conducir un turismo careciendo de permiso de conducción, en la confluencia de la avenida de los Derechos Humanos con el Paseo de Eskibel, cuando agentes de la Policía Local detectaron al vehículo haciendo un uso prohibido de una vía de circulación.

Horas más tarde, otro varón de 33 años fue requerido por agentes municipales para la realización de un control de alcoholemia que se había instalado en esta calle y comprobaron carecía de permiso de conducir 

Una joven de 26 años era sorprendida por agentes de la Ertzaintza, sobre las 6.36 horas del domingo, conduciendo un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Los hechos sucedieron en la Plazuela de los Goros y una vez trasladada a la Unidad de Atestados del Servicio de Policía Local, arrojó tasas de 0.84 y 0.83 mg/litro de aire espirado.

Pocos minutos más tarde, un joven de 23 años era imputado por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al superar las tasas legalmente establecidas en un control de alcoholemia efectuado en la calle Monseñor Estenaga, en el que arrojó tasas de 0.62 y 0.58 mg/litro de aire espirado.

 Sobre las 7.11 horas, otro joven de 23 años era detenido, imputado por un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Agentes del servicio de Policía Local, observaron como un joven circulaba a gran velocidad por la calle Micaela Portilla, saltándose un semáforo en rojo, en la confluencia de la calle Koldo Mitxelena. Una vez detenido el vehículo, los agentes observaron como el varón se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas, arrojando tasas de 0.62 y 0.51 mg/aire espirado en las pruebas posteriormente realizadas.

En la tarde ayer domingo, un joven de 19 años era imputado por otro delito contra la seguridad vial, en esta ocasión por conducir un vehículo a motor sin permiso. Los hechos sucedieron sobre las 17.18 horas en la confluencia de las calles Los Aramburu y La Florida, cuando agentes del servicio observaron como un ciclomotor circulaba en dirección contraria al sentido de la marcha, por lo que procedieron a darle el alto. Una vez entrevistados con el joven, comprobaron como carecía de permiso de conducción, por lo que se le procedió a imputar el correspondiente delito.

Además la Policía Local realizó 80 controles preventivos de alcoholemia, en los que dos resultaron positivos. Tramitó 51 denuncias: 9 por robo, 2 por tentativas de robo, 24 por hurto (16 de carteras y móviles), 10 por daños, 2 por desobediencia y agresión a agentes, 1 por estafa, 1 por insultos y amenazas, 1 por agresión con arma blanca y 1 por violencia de género. Practicó 20 actuaciones de policía judicial, entre ellas una por la recuperación de objetos denunciados como sustraidos.  Parte Policía Local 20-01-2014

 

 

Share