Banner principal (agosto 2012)

Bomberos. Sofocados dos incendios en viviendas

El Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) sofocó, ayer 1 de enero, sendos incendios en viviendas. La primera intervención se produjo a las 4:25 en la calle José Lejarreta, 37, donde ardía diverso material en un patio interior de una vivienda unifamiliar. Los dueños de la vivienda habían conseguido apagar el incendio con la manguera del jardín, pero los bomberos removieron un poco la zona quemada y la refrescaron con la instalación de agua del jardín. A consecuencia del fuego varios muebles y diversos objetos resultaron quemados.

A las 17:56 el SPEIS recibió un aviso de incendio en una casa unifamiliar, en el exterior del pueblo de Villafranca. Se atacó el fuego con dos líneas de agua, desde dentro de la vivienda y desde el tejado, y se refrescó la chimenea introduciendo el topo (elemento extintor). Extinguieron dos focos que afectaban a la zona de cubierta más próxima a la chimenea y a la cumbrera. El propietario de la vivienda resultó herido por quemaduras en la mano cuando intento apagar el fuego; una ambulancia se presentó en el lugar y se hizo cargo de la atención sanitaria.

El SPEIS intervino en otras tres ocasiones por presencia de fuego. La primera a las 14:38 del martes, 31 de diciembre, por un contenedor de papel ardiendo en la calle Sansomendi, 7; a su llegada los bomberos fueron informados de que la Policía Local extrajo del contenedor papel ardiendo y no fue necesaria su intervención. La segunda intervención se produjo a las 14:49 del martes, por un episodio de quema de rastrojos en la localidad de Elvillar, cerca de la laguna del Prado de Laguardia; no se produjeron daños. La tercera intervención se realizó ayer, 1 de enero, a las 11.15 horas por aviso de fuego en una parcela sin construir de la calle José María Cagigal, donde ardieron unos 30 metros cuadrados matorral, hierba seca y varias ruedas: se extinguió con agua sin más dificultad.

El SPEIS intervino en dos ocasiones por alarmas de fuego que resultaron ser falsas. La primera a las 14:53, del martes 31, por aviso de alarma en un garaje de una comunidad de la calle Nicosia, 1: se abrió el cuadro donde está ubicado el sistema eléctrico de la alarma y se desconectó; se comunicó a los vecinos de que avisaran al servicio de mantenimiento. Y la segunda ocasión a las 14:59, de ayer miércoles, porque se activó la alarma de incendios del edificio tutelado de la calle Ramiro Maeztu, 21: se inspeccionó el edificio confirmando que se trataba de una falsa alarma.

El SPEIS intervino en dos ocasiones por avisos de personas que no respondían desde el interior de sus viviendas. La primera a las 12:05 del martes 31, en la calle Reyes Católicos, 22: se accedió a la vivienda desde el patio con una escalera telescópica, y una vez en su interior se comprobó que no había nadie. La segunda a las 12:35 de ayer miércoles por aviso de una persona mayor con problemas graves de salud, que necesitaba ser atendida por los servicios sanitarios: se accedió junto con los sanitarios por la ventana; una vez dentro los bomberos consiguieron abrir la puerta, mientras el personal sanitario prestaba la asistencia médica.

El SPEIS intervino en cuatro ocasiones por episodios de peligro en altura. La primera a las 13:58 del martes, 31 de diciembre, por un aviso de desprendimiento de una teja en la calle Senda de los Canónigos, 3: se accedió al tejado con la autoescalera, se retiró la teja que preentaba riesgo de caída, y se entregó a un vecino para su reutilización. La segunda a las 19:58 de ayer miércoles, 1 de enero, por una rama de árbol partida con riesgo de caerse en la calle Adriano VI, 17: se avisó a los propietarios de los vehículos aparcados en el lugar para que los retirasen, se cortó y se troceó la rama, y se dejó apilada en la mediana para que FCC retirase los restos de la misma. La tercera a las 21:29 de ayer miércoles, por aviso de un capuchón de una chimenea que estaba a punto de caer en la calle Plaza Porticada, 3: el administrador de la comunidad facilitó el acceso a la azotea y se retiró el capuchón. Y la cuarta a las 23:07 de ayer miércoles, por aviso de desprendimiento del revestimento de la balconada de la fachada de la calle Andalucía, 4: se inspeccionó y se saneó la balconada del 2º y 3º piso.

El SPEIS intervino en varias ocasiones por distintos motivos. A las 11:03 del martes por aviso de olor a gas en la calle Ceferino Urien, 2; se realizaron mediciones con el explosímetro y dieron resultado negativo. A las 6:31 de ayer miércoles, para desactivar y retirar una farola tras un accidente en la calle Paz; la farola quedó partida en varios pedazos y también una señal indicadora cercana. A las 12:12 por aviso de una puerta abierta del cuadro de mecanismos de una instalación de WC públicos en la calle Castillo de Astúlez, 2: la cerradura estaba rota y se cerró la puerta con una llave de cuadradillo. A las 18: 24, por aviso de vuelco de un todoterreno con el ocupante atrapado en su interior, en la avenida Naciones Unidas, 31: justo a la llegada de los bomberos el ocupante consiguió salir del vehículo; se desconectó la batería de los dos vehículos afectados y se regresó al parque.

Parte de bomberos: Npb0201

Share