Banner principal (agosto 2012)

Intervenciones de los bomberos por incendios en dos viviendas en la calle Nieves Cano y paseo de Cervantes

Los bomberos tuvieron que inrtervenir ayer por dos incendios en sendas viviendas en la calle Nieves Cano y el paseo de Cervantes. A las 21.30 horas se recibió un aviso que alertaba por el humo que se apreciaba en la zona abuardillada de una vivienda de la calle Nieves Cano. Los bomberos constataron que se trataba de la parte alta de una casa de tres alturas y una de las estancias estaba llena de humo, procedente del fuego de una planta sintética que había en un rincón. Apagaron las llamas de la planta con un balde de agua y ventilaron la estancia.

Desde el Paseo de Cervantes se pidió la ayuda de los bomberos por el fuego en una cocina, que se originó hacia las 14.00 horas de ayer domingo y que causó importantes daños en el mobiliario y la zona de la campana extractora. Cuando llegaron al lugar, las personas residentes habíann echado una toalla mojada sobre la vitrocerámica y habían conseguido apagar el incendio. Los bomberos procedieron a ventilar el piso y a sanear la instalación eléctrica de la campana para poder restituir el suministro del fluido.

El accidente de un vehículo en Puente Alto por culpa del hielo motivó el aviso a los bomberos ayer, a las 11.32 horas, para echar salmuera en la carretera, pero realizaron un recorrido por la zona del accidente y estimaron que no era necesario, porque la calzada se encontraba ya en buen estado.

El humo que se apreciaba en la cubierta de una comuniddad  de vecinos de la calle Meteo Múgica hizo necesaria una intervención de los bomberos minutos antes de las once de la mañana de ayer domingo, pero una vez en el lugar comprobaron que salía vapor de agua del tubo del canalón, procedente, probablemente, de los desagües. Revisaron a fondo los camarotes y el cuarto de calderas, pero no encontraron nada fuera de lo normal.

En la madrugada del domingo, los bomberos recibieron un aviso por el fuego de un contenedor de papel en el Cantón de Santa María, en el cruce con Cuchillería, pero cuando llegaron el incendio se había sofocado y, tras inspeccionar el lugar, comprobaron que no era necesaria la utilización de extintores.

En la madrugada del sábado, los bomberos recibieron un aviso que alertaba del incendio de unos restos de poda forestal en Apodaca, que se apagó con una línea de 45 mm y unos 8.000 litros de agua, aproximadamente.

Horas más tarde se activó la alarma de una grúa en la calle Nadine Gordimer. Los bomberos intentaron localizar, sin resultado, algún teléfono de la empresa para que acudiera algún responsable, por lo que optaron por desconectar un interruptor eléctrico para que la alarma dejara de sonar.

También acudieron, a las 13.45 horas del sábado, a la calle Federico Baraibar para retirar un cartel que se encontraba desprendido y con riesgo de caer a la vía pública. Similar intervención realizaron en la mañana del pasado viernes, en la calle Bernal Díaz de Luco para retirar las plaquetas de una fachada, a la altura del séptimo piso. 

Los bomberos extinguieron con agua, el pasado viernes, un pequeño incendio  vegetal en Eskalmendi y un contenedor en la calle Tenerías, a la altura del número 10, donde la Policía Local ya había aplicado un extintor.

El fuego de una cazuela en una cocina de butano en la calle Sancho el Sabio hizo necesaria una intervención de los bomberos, a las 20.35 del pasado viernes, y la asistencia sanitaria a dos personas. Cuando llegaron los bomberos, la Policía Local ya había retirado la cazuela y ventilado la casa, por lo que realizaron mediciones con el explosímetro con resultados negativos.

La última intervención dell viernes fue para retirar una valla de obra en el Puente de San Cristóbal que se encontraba en medio de la calzada. Los bomberos la ataron con alambra al quitamiedos del puente. Parte Bomberos 20-01-2014

Share